Únase a nosotros en la celebración de los 100 años de espíritu y atención imparables Más información
icono para donar Donar
Help Children Believe in a Brighter Future Give today and watch your impact multiply! Give Today
Kristen Carroll con un paciente en silla de ruedas

Atención pediátrica especializada en Salt Lake City

paciente con deficiencia de las extremidades sosteniendo una pelota de baloncesto en la cancha

Donaciones de todo tipo ayudan al Hospital Shriners para Niños Salt Lake City a brindar la atención más increíble del mundo

Acerca del Hospital Shriners para Niños Salt Lake City Ubicado en el vecindario Greater Avenues y afiliado con el Departamento de Ortopedia de la Universidad de Utah, nuestro experimentado equipo de atención brinda esperanza y curación. Estamos determinados a lograr que los niños y las familias de Utah, entre otros, transiten una vida menos compleja, más sencilla y más plena.

Atención especializada en Salt Lake City

Entendemos cuáles son las necesidades médicas únicas de los niños.

Ofrecemos tratamiento vital y pionero desde el nacimiento hasta los 18 años. Aquí, los niños tienen la oportunidad de ser evaluados y tratados por médicos reconocidos por sus pares como los mejores.

Shriners Hospitals for Children - Salt Lake City

Meet some of our healthcare heroes in this six minute virtual tour of Shriners Hospitals for Children— Salt Lake City!
Ver transcripción

Theresa Hennessey:

Los Hospitales Shriners para Niños Salt Lake City realmente tienen una historia increíble en cuanto a la ortopedia pediátrica.

Kevin Martin:

Somos un hospital especializado en ortopedia pediátrica que atiende a niños de hasta 18 años que tienen necesidades ortopédicas.

Theresa Hennessey:

Aquí tenemos la tradición de atender a niños, por lo que hemos atraído los casos más difíciles.

Kristen Carroll:

Es un honor para nosotros atender a los niños que sufren desde problemas complejos a simples e intermedios en ortopedia e involucrar atención de múltiples especialidades para ellos que involucra no solo atención médica experta, sino también atención terapéutica, sillas de ruedas, órtesis y prótesis.

Theresa Hennessey:

Porque tenemos tanta experiencia y porque tratamos a tantos pacientes con afecciones muy poco comunes, podemos ofrecer muchas más opciones, y darles esperanza a las familias y niños.

Gail McGuill:

Nuestros pacientes y familias nos dicen que venir al Hospital Shriners en Salt Lake City es una experiencia maravillosa,

Kevin Martin:

Brindamos clínicas de especialidades múltiples donde los pacientes pueden venir y ver a varios médicos diferentes durante una misma cita.

Theresa Hennessey:

Si cuando vienen aquí, el niño necesita un dispositivo ortopédico, una prótesis o una cirugía, puedo hablar con la familia, los enfermeros hablan con las familias sobre qué esperar al programar la cirugía. Puedo llamar a mi técnico en órtesis y decirle: “Ven aquí, ayúdame a ver esto”. Lo revisamos juntos. Descubrimos lo que no funciona o lo que queremos hacer. Todo sucede aquí en el mismo edificio y nos comunicamos entre nosotros todos los días. Almorzamos juntos. Somos realmente un equipo que se centra en el niño.

Gail McGuill:

Todo el equipo trabaja muy bien en conjunto para proporcionarle la atención óptima al niño para y lograr que tenga el mejor resultado posible.

Kristen Carroll:

Aquí contamos con un excepcional Departamento de Silla de Ruedas y Sistema de Asiento aquí. La gente viene de todas partes del oeste intermontañoso y, francamente, de todo el país. Quizás lo más maravilloso de nuestro Departamento de Asientos es el hecho de que si alguien ya no entra en una silla de ruedas, la trae de vuelta. Restauramos esa silla de ruedas y, con suerte, se la daremos al próximo niño que la necesite. Realmente crea una sensación de comunidad no solo entre nuestro departamento de asientos sino también entre nuestros pacientes, que es lo más importante.

Theresa Hennessey:

Una de las herramientas más emocionantes que tenemos aquí es lo que llamamos el dispositivo EOS. El dispositivo EOS es como una cabina telefónica, pero solo hay que pararse allí para obtener una radiografía. Es una radiografía que nos brinda más información que cualquier otra serie de radiografías que podamos tomar de una sola vez. Lo hace con la mitad de radiación y, en algunos casos, hasta un 90 % menos de radiación y aún así nos brinda más información de la que podíamos obtener antes. Está a la vanguardia de la tecnología y de lo que hacemos en ortopedia pediátrica.

Kristen Carroll:

Nuestro Departamento de Prótesis y Órtesis es probablemente nuestro departamento más divertido aquí. Son un maravilloso grupo de personas que harán lo necesario para asegurarse de que las órtesis se ajusten cómodamente a nuestros niños, que las prótesis sean de última generación y sean exactamente lo que el niño necesita. Creo que algo que nos caracteriza es que cuando operamos el pie de un niño, a menudo el Departamento de Prótesis y Órtesis entra en el quirófano y toma las medidas del niño para su nueva órtesis. Luego, cuando se quita el yeso de cuatro a seis semanas después, la órtesis está lista para usarse. No existe un paso intermedio en el que ese niño tenga que esperar dos o tres semanas para comenzar su terapia. Podemos comenzar de inmediato.

Nuestro Departamento de Terapia es muy completo. Contamos con fisioterapia, ergoterapia, así como también foniatría que nos ayuda no solo con niños con problemas del habla sino también con problemas con la deglución. Los terapeutas utilizan las recomendaciones del laboratorio de marcha, así como de la clínica y el quirófano para asegurarse de que cada niño alcance su máximo potencial.

Bruce MacWilliams:

El Laboratorio de Análisis de Movimiento de los Hospitales Shriners de Salt Lake City es uno de los nueve laboratorios acreditados en la actualidad en los Estados Unidos.

Kristen Carroll:

No todos los hospitales Shriners tienen un laboratorio de marcha, y ciertamente no todos los hospitales en general. El laboratorio de marcha le ofrece un análisis momento a momento de cómo funcionan los músculos y el esqueleto del niño a medida que se mueven por el espacio.

Theresa Hennessey:

Creo que hoy en día, en la medicina, no se tienen mucho en cuenta la razón de lo que hacemos.

Kristen Carroll:

Ciertamente, existen sistemas en los que, si las algo cuesta demasiado, es posible que se rechace su uso para el paciente. Ese nunca es el caso aquí.

Kevin Martin:

Eso es realmente para lo que estamos aquí, para asegurarnos de que nadie sea rechazado. Nunca preguntamos de antemano el estado financiero de las familias para determinar si los atenderemos o no.

Kristen Carroll:

Hacemos esto porque amamos a los niños. Todos nosotros estamos aquí porque realmente creemos en la misión de brindarle a los niños un cuidado excelente, sin importar la capacidad de pago de las familias.

Stephanie Dahl:

Realmente creo que esa es la filosofía de todos aquí, que aman a estos niños. Quieren hacer lo mejor para ellos, y están dispuestos a darlo todo, y lo hacen.

Kevin Martin:

Los niños que vienen aquí ven esto como una experiencia de vida, no como un evento de una sola vez porque cuando vienen aquí, se vuelven parte de nuestra familia.

Jon Guss:

Uno siempre siente que en este hospital hay un final feliz.

Stephanie Dahl:

Todo se debe a que Shriners los llevó a este punto en el que están sanos, felices y hermosos.


Motion Analysis Center is a Rarity in the Intermountain West

This comprehensive gait study lab in Shriners Hospitals for Children — Salt Lake City allows our experts to get a full picture of how children move, informing treatment decisions better than ever!
Ver transcripción

Kristen Carroll:

No todos los hospitales Shrines tienen un laboratorio de marcha, y ciertamente no todos los hospitales.

Bruce MacWilliams:

El Laboratorio de Análisis de Movimiento de los Hospitales Shriners de Salt Lake City es uno de los nueve laboratorios acreditados en la actualidad en los Estados Unidos.

Kristen Carroll:

El laboratorio de marcha le ofrece un análisis momento a momento de cómo funcionan los músculos y el esqueleto del niño a medida que se mueven por el espacio.

Bruce MacWilliams:

Ponemos instrumentos en el cuerpo, en ciertos puntos de referencia, marcadores reflectantes y también electrodos. Además, hay cámaras alrededor de la habitación, que observan los marcadores mientras el niño camina. Luego, podemos destilar esa información a través de un modelo de computadora para ver qué hacen las caderas, las rodillas y los tobillos, así como los diferentes segmentos cuando el niño camina. Tomamos esa información y luego la comparamos con niños que no tienen ningún problema. Así es como podemos entender dónde están las desviaciones.

Kristen Carroll:

Y esta cantidad especializada de análisis que el laboratorio de marcha puede brindarnos nos da mejores recomendaciones para la cirugía, lo que hace que los resultados de nuestra cirugía sean mucho mejores que si no tuviéramos esa herramienta, además de ayudarnos con las recomendaciones de fisioterapia, lo que nos ayuda a saber dónde un niño es débil, dónde es fuerte, dónde está tenso. Todas esas cosas nos ayudan a brindar una atención muy especializada e individualizada para cada niño en función de su análisis del laboratorio de marcha.

Kathia Arreaga:

Sabe por qué viene. Quiero decir, ya hablamos sobre lo que él tiene y sobre por qué vamos a Shriners. Y los análisis del laboratorio de marcha nos han ayudado. Nos dijeron que iba a estar en silla de ruedas el resto de su vida porque estaba perdiendo la movilidad. Pero debido a toda la ayuda y las cirugías, y todo lo que hemos hecho, definitivamente está desafiando esas probabilidades. Está caminando y prosperando. Él lo está haciendo muy bien. Todo se inició en Shriners, con la primera cirugía, y aquí estamos cuatro años después.


Surgery Services at Shriners Hospitals for Children — Salt Lake City

Shriners Hospitals for Children — Salt Lake City has a tradition of taking care of children with some of the most difficult pediatric orthopaedic conditions.
Ver transcripción

Kristen Carroll, MD:

En el Hospital Shriners para Niños Salt Lake City llevamos a cabo unas 1200 cirugías al año.

Theresa Hennessey, MD:

Aquí tenemos la tradición de atender a niños, por lo que hemos atraído los casos más difíciles.

Kristen Carroll, MD:

Ciertamente nuestras cirugías más comunes son aquellas que involucran las cirugías de la columna vertebral, ya sea casos de escoliosis infantil con yeso o escoliosis que se debe a una enfermedad neuromuscular o enfermedad idiopática.

Además, hacemos mucho trabajo neuromuscular en niños con parálisis cerebral. También contamos con un excelente cirujano reconstructor de cadera y muchos de nosotros hacemos algo que se llama osteotomías, donde cortamos el hueso para realinearlo o bien convertirlo en una mejor articulación o una mejor extremidad después de la cirugía.

Gail McGuill, RN:

Por lo tanto, antes de que su hijo venga al hospital para su cirugía, todo el equipo se habrá reunido, dirigido por el enfermero registrado a cargo de la atención, con la participación de un fisioterapeuta, nuestros farmacéuticos y otros miembros del equipo de atención, para que podamos crear un plan específico para cada niño.

Kristen Carroll, MD:

Cuando le decimos a un niño y su familia que creemos que necesita cirugía, realmente la necesita. Nadie está ganando dinero extra con esa cirugía. Por lo tanto, cuando decimos que realmente creemos que su hijo la necesita, sentimos un increíble nivel de confianza con la familia. Ellos dicen: “Está bien”. Desde el principio están comprometidos y se dan cuenta de que no hay un conflicto de intereses entre el cirujano y el procedimiento.

Theresa Hennessey, MD:

Los padres nunca sienten que están perdidos. Los padres nunca sienten que no están recibiendo información o que no pueden hacer las preguntas que quieren hacer. Queremos que nos hagan las preguntas y queremos explicarles todo porque si están de acuerdo con todo lo que estamos haciendo, el tratamiento será más exitoso para el niño.

Stephanie Dahl:

Realmente creo que esa es la filosofía de todos aquí, que aman a estos niños. Quieren hacer lo mejor por ellos y lo menos invasivo posible pero están dispuestos a darlo todo y lo hacen.


Alissa's Story

Alissa Sizemore's life is changed after an accident and wonders if she'll ever be able to dance again. Shriners Hospital in Salt Lake City answers her question.
Ver transcripción

Alyssa:

Mi pierna es algo diferente porque es de metal en lugar de esto.

Heather:

El año pasado, Alyssa tuvo un accidente con un camión de reparto. Le cortó el pie. Nos trasladaron aquí a Primary's por helicóptero. Su cirujano fue el Dr. Heflin. Pudo salvar la mayor parte de su pierna y decidió amputarla por debajo de la rodilla.

Dr. John Heflin:

Después de la lesión, claramente iba a necesitar algún tipo de atención de órtesis. Por lo que la derivé aquí al Hospital Shriners. El Departamento de Prótesis y Órtesis aquí es fantástico para todos los que vienen. Pero su situación era muy especial ya que tenía una amputación inusual. El equipo de órtesis y prótesis pudo construirle una prótesis que protegía el injerto de piel. Finalmente pudo continuar y curarse por completo.

Nate Sprunger:

Cuando conocí a Alyssa, acababa de ocurrir el accidente y acababa de tener la amputación. Era muy tímida y se sentía asustada. Así que me senté y hablé con ella, y le pregunté qué quería hacer o qué disfrutaba hacer. Todo lo que ella quería hacer era bailar. Así que le dije que podría llevar algún tiempo, pero que la haríamos volver a bailar.

Alyssa:

Cuando estaba en la Primary Children's, pensaba que no iba a volver a bailar. Pero luego, cuando vine aquí y me dieron mi pierna, supe que iba a poder bailar de nuevo.

Nate Sprunger:

Cuando comenzamos a ver a estos niños, desarrollamos una relación con ellos. Normalmente, eso dura hasta que cumplen 21 años, cada seis meses o un año, dependiendo de qué tan rápido crezcan y si necesitan una pierna nueva o solo un ajuste.

Alyssa:

Por lo general, cuando vengo y veo a Nate, bromeamos. Suele ajustar la parte del tobillo. Se la lleva y trabaja en ella. Luego me hace caminar. Y luego me hace correr. Luego, hacemos primera competencia de volteretas.

Nate Sprunger:

Yo voy primero. Bien.

Alyssa:

Oye, te salió más perfecto que a mí.

Nate Sprunger:

Yo lo hice con un poco más de elegancia.

Alyssa:

El piso de arriba no es como un hospital normal, hay un área de juegos. Luego, cuando caminas, te encuentras a Sully y su compañero. Es divertido.

Heather:

Le ha llevado tiempo y ha aprendido nuevas formas de hacer las cosas. Pero es precioso poder seguir viéndola andar en bicicleta, divertirse con sus amigos y volver a bailar. Me lleno de alegría ver que esto no la haya frenado o detenido debido a la ayuda que Shriners nos ha podido brindar.

Nate Sprunger:

La parte más gratificante del trabajo es ver a un niño, como Alyssa, dar sus primeros pasos después de haber estado en el hospital y haber pasado por todas estas cirugías y su rehabilitación. Y también podré estar allí cuando ella recupere su vida.


Ever Wondered What it Would Mean to be a Patient Ambassador for Shriners Hospitals for Children?

Enjoy this sizzle reel from some of the fun things the Salt Lake City Shriners Hospitals for Children patient ambassadors have done! Email SLCPR@shrinenet.org to learn more about the patient ambassador program.
Ver transcripción

Disertante 1:

(canta)

Disertante 2:

Me detectaron mi enfermedad cuando tenía seis meses de vida. Esa detección temprana salvó mi vida.

Disertante 1:

(canta)

6:5
Shriners Hospitals for Children - Salt Lake City
2:4
Motion Analysis Center is a Rarity in the Intermountain West
2:17
Surgery Services at Shriners Hospitals for Children — Salt Lake City
3:15
Alissa's Story
1:55
Ever Wondered What it Would Mean to be a Patient Ambassador for Shriners Hospitals for Children?

Campamentos Un-Limb-ited

Campamentos 1 Jul

Ayúdenos a ofrecer el regalo de la esperanza y la curación

Todo regalo tiene un efecto, de modo que hay varias formas de ayudar.