La traducción del contenido de nuestro sitio web está actualmente en curso. Se espera que esté completamente traducido en breve.
icono para donar DONAR

Durante más de 50 años, nuestro equipo de especialistas en atención de quemaduras de Shriners Children's ha atendido a niños con lesiones por quemaduras complejas y graves.

Las quemaduras por electricidad son causadas por la exposición a la corriente eléctrica doméstica o de alto voltaje. Todos hemos escuchado historias de niños que han sufrido lesiones graves causadas por quemaduras por electricidad. Un niño pequeño mete un dedo en un enchufe, un niño en edad escolar toca un cable de alta tensión porque alguien lo desafía a hacerlo o un adolescente es alcanzado por un rayo en un descampado.

Las quemaduras por electricidad pueden ser devastadoras. Las pequeñas heridas superficiales en la piel pueden estar asociadas a lesiones internas de mayor gravedad. Tenga la seguridad de que si su hijo sufre una quemadura por electricidad, el equipo de atención de Shriners Children's está preparado para atenderlo inmediatamente después de la lesión y en el transcurso del tiempo. El tratamiento de las lesiones por quemaduras es especial. Las quemaduras graves requieren una atención precisa y personalizada a lo largo de muchos años.

En Shriners Children's todos los especialistas que su hijo pueda llegar a necesitar estarán disponibles cuando venga a atenderse. Los cirujanos de su hijo, el personal de enfermería, los fisioterapeutas y los terapeutas ocupacionales y otros profesionales de la salud entienden las preocupaciones de los niños y de los padres que están en este camino. Con los tratamientos más innovadores disponibles, su hijo será atendido por líderes en el campo médico del cuidado de quemaduras durante toda su recuperación e infancia.

Los tratamientos y servicios específicos que se proporcionan pueden variar según el centro. Comuníquese con un centro específico para obtener más información.

Tratamiento de emergencia para quemaduras causadas por la electricidad

Las quemaduras son dolorosas y aterradoras. En los momentos posteriores a una quemadura, lo más importante es detener el proceso de quemado. Muchas personas no saben que las quemaduras pueden seguir empeorando incluso después del contacto inicial.

  • Ante una lesión eléctrica, es vital no tocar a la persona lesionada mientras siga en contacto con la fuente de corriente (ya que puede lesionarse usted también).
  • Desconecte la corriente.
  • Procure atención médica de inmediato y llame al 911, de ser necesario. Una vez que la lesión haya sido evaluada en el momento de la emergencia, busque un centro de atención médica especializado en quemaduras pediátricas.

Una referencia para enfermeros escolares sobre atención de quemaduras en niños de edad escolar

Las quemaduras son una de las lesiones más dolorosas que pueden padecer los niños. Los enfermeros escolares son los primeros en responder si un niño se quema en la escuela. Un niño llega a su oficina con una irritación y ampollas en el antebrazo derecho porque se volcó sopa caliente encima sin querer. Una niña de 14 años se salpicó la mano con sustancias químicas en la clase de ciencias naturales. Estos niños están adoloridos y necesitan tratamiento de inmediato. ¿Qué debe hacer?

En esta guía se analizan los tipos de quemaduras, la evaluación y el tratamiento iniciales, y cómo determinar si un niño necesita que lo revise un médico.

¿Qué es una quemadura?

Una quemadura es una lesión de la piel causada por una fuente de energía, puede ser calor, electricidad, sustancias químicas o energía cinética. Las quemaduras con líquidos calientes son las quemaduras más comunes en niños de edad escolar. A 150oF, se produce una quemadura grave en menos de un segundo. A 120oF, lleva unos dos minutos de contacto.

¿Cómo se evalúan las quemaduras?

Al evaluar la quemadura, tome nota de la profundidad, el tamaño y la ubicación de la lesión.

¿Cuáles son los grados de las quemaduras?

La profundidad de la quemadura depende de la cantidad de capas de piel que haya penetrado. Es importante recordar que las quemaduras seguirán avanzando en profundidad durante las primeras 48 a 72 horas, por lo que se debe hacer una evaluación de seguimiento de la lesión para determinar precisamente la profundidad.

  • Una quemadura de primer grado afecta solo la epidermis. La piel permanece intacta, solo se irrita. Estas quemaduras son dolorosas al principio. Afortunadamente, la irritación y el dolor pasarán en tres a cinco días, probablemente sin dejar cicatrices.
  • Una quemadura de segundo grado ha atravesado la epidermis y afecta la dermis, una capa de piel más profunda. Se producen ampollas porque hay daño en la piel. La dermis expuesta se ve rosa y puede estar húmeda o seca, según la profundidad de la herida.
    • Las quemaduras de segundo grado superficiales pueden tardar de 7 a 21 días en formar la primera capa de piel nueva y frágil. Esta nueva piel puede tardar uno o dos meses en volver a alcanzar el grosor normal. El color tardará varios meses o hasta un año en volver a la pigmentación normal. Por lo general, en las quemaduras de segundo grado superficiales no se forman cicatrices salientes.
    • Las quemaduras de segundo grado pueden tardar de cuatro a seis semanas en cerrarse por completo. Estas heridas presentan más riesgo de formar cicatrices salientes.
  • Una quemadura de tercer grado atraviesa todas las capas de piel hasta alcanzar el tejido subcutáneo o más profundo. Estas quemaduras pueden ser engañosamente indoloras porque los nervios de la piel están destruidos. Una quemadura de tercer grado tiene apariencia coriácea y no aparenta estar escaldada. El tratamiento de estas lesiones requiere injertos de piel.
¿Cómo se evalúa el tamaño de las quemaduras?

Las quemaduras pequeñas (menores que una mano) pueden medirse en centímetros con una regla. Para las quemaduras mayores que una mano, se puede hacer un cálculo rápido con la mano del niño. El área de la mano (palma + dedos) equivale a aproximadamente 1 % del total del área superficial del cuerpo (TBSA). Los especialistas en quemaduras prefieren describir las quemaduras como un porcentaje de TBSA.

Por lo general, las quemaduras de más de 5 cm (2 pulgadas) de diámetro deben recibir atención médica lo antes posible.

¿Cuándo debe enviarse al estudiante directamente a la sala de emergencias?

The American Burn Association sugiere los siguientes criterios para la evaluación de quemaduras de urgencia:

  • Quemadura de segundo grado con más de 10 % de TBSA (lo que representa aproximadamente un brazo entero de la mano al hombro)
  • Cualquier quemadura de tercer grado
  • Quemaduras en áreas sensibles (ojos, cara, articulaciones, genitales)
  • Pacientes con comorbilidades médicas
  • Cualquier sospecha de abuso infantil
¿Qué debo hacer primero ante una quemadura?

El primer paso es detener el proceso de quemado. Si se necesita ayuda de emergencia, llame al 911.

  • Para todas las quemaduras térmicas, quite toda la ropa afectada y enfríe el área con agua corriente fresca por al menos dos minutos. Evite aplicar una compresa fría, ya que el hielo causa vasoconstricción, lo que reduce el flujo sanguíneo a la herida y puede empeorarla.
  • Las quemaduras químicas requieren mucha irrigación con agua para eliminar las sustancias químicas húmedas de la piel. Las sustancias químicas secas deben quitarse primero con un cepillo, antes de iniciar la irrigación. Las lesiones oculares con agentes químicos deben primero lavarse con agua o solución salina por al menos 20 minutos antes de hacerse evaluar por un proveedor de atención médica.
¿Qué debo hacer con las ampollas?

Los pacientes que vayan a consultar a un proveedor de atención médica pueden dejar las ampollas intactas. Una vez que la base de la lesión se expone al aire, el dolor de la quemadura puede aumentar considerablemente. Se recomienda aplicar medicamentos para el dolor antes de quitar la piel de las ampollas.

¿Cómo debo cubrir las áreas quemadas después de refrescarlas o irrigarlas?

Si el paciente acudirá de inmediato a un proveedor de atención médica, basta con cubrir la quemadura con una venda limpia y seca.

Si el estudiante volverá a su casa después de la escuela, se debe aplicar un vendaje de gaza con ungüento de bacitracina para calmar el dolor y reducir el riesgo de infección. Un ungüento de bacitracina elimina las bacterias más comunes de la piel. También se puede aplicar ungüento antibiótico triple si no se cuenta con bacitracina.

¿Con quién me puedo comunicar ante preguntas o dudas respecto a la quemadura?

Si se necesita ayuda de emergencia, llame al 911. El centro de atención de quemados más cercano siempre responde dudas y preguntas. Shriners Children’s opera centros especializados en quemaduras en Massachusetts, Ohio, Texas y California.

Desde el fondo de mi corazón, agradezco a todo el personal de Shriners. Me devolvieron la vida.
Kenia, Boston

Ergoterapia después de una lesión por quemadura

Los ergoterapeutas ayudan a los niños a prepararse para la transición al salir del hospital y se concentran en mejorar las habilidades funcionales diarias en las que se usan las manos, como vestirse, arreglarse, bañarse y comer.

Tratamientos innovadores

Ver todos los tratamientos relacionados

Cirugía de quemaduras

Los equipos quirúrgicos de renombre mundial de Shriners Children's brindan atención especializada y tratamientos que transforman la vida de los niños con lesiones por quemaduras.

Cirugía plástica

Los experimentados cirujanos plásticos pediátricos de Shriners Children's emplean técnicas de cirugía plástica reconstructiva que brindan esperanza y rehabilitación a las familias que enfrentan diferencias que afectan el rostro, la mandíbula, los párpados, las orejas, las mamas o la piel.

Cirugía reconstructiva

En Shriners Children's, brindamos atención personalizada e innovadora a los niños que necesitan realizarse procedimientos reconstructivos.

Rehabilitación hospitalaria tras una lesión por quemadura

La rehabilitación hospitalaria en Shriners Children's fomenta la cicatrización y la movilidad después de una lesión por quemadura

Next Steps

Solicitar una cita

Los familiares y los cuidadores que estén en busca de un tratamiento deben comunicarse con nosotros para solicitar una cita.

Inicie sesión en el portal del paciente

Los padres, madres o tutores de pacientes actuales pueden enviar mensajes de correo electrónico, solicitar registros, programar citas y más. Obtengan acceso seguro y protegido a la información desde su computadora, teléfono inteligente u otros dispositivos digitales.

Derivar a un paciente

Los médicos y los profesionales de la salud pueden contactarnos si tienen preguntas sobre nuestros servicios.