icono para donar Donar
Atención pediátrica especializada
Por más de 100 años, Shriners Children's ha brindado esperanza y curación a los niños. Nuestros médicos y equipos de atención compasivos y prestigiosos están comprometidos con la excelencia en la atención pediátrica.
Obtenga más información sobre nuestra atención pediátrica
Excelencia en enfermería
Nuestros enfermeros van mucho más allá del juramento profesional, generan vínculos y brindan una atención cálida y de alta calidad. Se dedican a un bienestar general de los pacientes y las familias.
Conozca nuestro programa de enfermería
Investigación y experiencia
En Shriners Children's nos comprometemos a llevar a cabo investigaciones que mejoren los tratamientos médicos y la calidad de vida de los niños. Además, nuestros esfuerzos amplían los conocimientos médicos y científicos en todo el mundo.
Obtenga más información sobre nuestras investigaciones innovadoras

Alcanzando nuevas alturas: Las historias de Sydney y Seth

Todos los años, Shriners Children's elige dos Embajadores Nacionales de Pacientes para representar a todos los pacientes del sistema de atención médica. Nos enorgullece presentar a los Embajadores Nacionales de Pacientes para 2021-2022, Sydney y Seth, y compartir sus historias increíbles.
Ver transcripción

Sydney:

Hola, chicos.

Disertante 2:

Hola.

Sydney:

Hola.

Disertante 2:

¿Cómo estás?

Sydney:

Bien. ¿Y tú?

Disertante 2:

¿Estás lista?

Sydney:

Lo estoy.

Diría que una de las cosas más difíciles por las que he tenido que pasar es...

Melissa:

La personalidad de Sydney es muy tipo A, como su padre y su abuela. Siempre trata de ser perfeccionista en todo lo que hace. También es divertida y es una niña muy tierna.

Dusty:

¿Cómo describiría a Sydney en tres palabras? Emocional, fuerte y voy a decir amante de la diversión. Es más de una palabra pero sí, es amante de la diversión.

Evan:

Diría que Sydney es una persona fuerte y segura de sí misma. Es una de las mejores hermanas que alguien podría tener y tiene la mejor personalidad del mundo.

Darian:

Sí, Sydney es la chica más dulce que puedes conocer. Se toma muchas cosas en serio y es realmente cariñosa, pero también tiene una personalidad divertida que la convierte en un rayito de sol.

Melissa:

Vivimos en Oklahoma City desde hace 18 años. Nos graduamos de la universidad y nos mudamos a Oklahoma City para comenzar nuestras carreras. Cuando supe que estaba embarazada de Sydney, Dusty y yo estábamos muy emocionados. Ya teníamos una hija de 10 años, que fue hija única durante mucho tiempo.

Un día visitamos a mi doctora y ella dijo: “Tu presión arterial está un poco alta. Creo que vas a tener esta bebé ". Dijimos, "Uh, esto es casi un mes antes, tres semanas y media antes", y ella dijo: "Está bien". Entramos y fuimos al hospital y Sydney nació el 1 de julio. Cuando nació, pesó cinco libras y cuatro onzas (2 kilos 400 gramos). Se la llevaron tan pronto como la tuve. Simplemente se la llevaron. No sabía qué estaba sucediendo.

Estuvo en la unidad de terapia intensiva neonatal (NICU, por sus siglas en inglés) durante poco más de una semana. Se quedó allí. Ella tenía ictericia. Cuando llegó a casa, pesaba cuatro libras y once onzas (2 kilos 120 gramos). Cumplió con todos los hitos como cualquier otro niño. Creció con normalidad.

Dusty:

Ella era una niña de papá. Ella y yo hacíamos muchas cosas juntos, nos encantaba jugar.

Melissa:

Nos enteramos de que tenía escoliosis durante su revisión médica de los diez años. Nuestro pediatra notó una ligera curvatura en su columna vertebral. Hizo la prueba de inclinación. Resultó ser de 18 grados. Esperamos para ver qué sucedía y seis meses después volvimos al hospital infantil local. Su curvatura era de 32 grados. Ese día nos dijeron que ella necesitaba utilizar dispositivos ortopédicos. Esa fue la primera vez que escuchamos sobre ellos.

Dusty:

Obviamente yo estaba algo familiarizado con este diagnóstico ya que mi madre había tenido escoliosis. Ella recibió su diagnóstico casi a la misma edad que Sydney. Creo que poder compartir esas experiencias con Sydney ayudó. Yo podía decirle: “Oye, mi mamá también tuvo que hacer esto cuando era más joven y pasó por esta experiencia”.

Melissa:

Empezamos a buscar otras alternativas. Fuimos a una clínica especializada en Wisconsin y también visitamos a un maestro de yoga que se formó en la India porque en ese momento había progresado a 43 grados y Sydney se sentía derrotada. Ella lloraba. Era la primera vez que lloraba debido a su escoliosis. Lloro incluso cuando pienso en ello porque ella trabajó muy duro en ello. Usó ese dispositivo ortopédico por 23 horas al día durante dos años y nunca se quejó. Dusty y yo sabíamos que necesitábamos hacer algo diferente porque en verdad no queríamos que nuestra hija de 12 años se sometiera a una fusión espinal, y eso parecía que iba a suceder inevitablemente.

Dusty:

Mi esposa fue realmente la que comenzó a investigar mucho a través de Facebook, donde trataba de encontrar un grupo de apoyo, y encontró un grupo dedicado a la atadura del cuerpo vertebral (VBT, por sus siglas en inglés). Ni siquiera había oído hablar de eso antes.

Melissa:

Entré allí y simplemente puse la historia de Sydney, como, "Esta es su edad, esta es su curva". Un tipo llamado Kyle, de Oklahoma, me envió un mensaje. Dijo: “En Shriners uno no tiene que preocuparse por nada. Solo tienes que ir. Los Shriners locales lo ayudarán a llegar allí”.

Había leído que este procedimiento de atadura del cuerpo vertebral no estaba aprobado por la Administración de Medicamentos y Alimentos (FDA, por sus siglas en inglés), así que traté de investigar lo mejor que pude. A los pocos días obtuve las radiografías y las envié por correo a Shriners y el Dr. Hwang dijo: “Nos gustaría verlos en persona”. Así es como programamos nuestro viaje a Shriners.

Sydney:

Recuerdo la primera vez que fui a Shriners en Philadelphia. Estaba nerviosa, pero ellos solo me miraron y de inmediato comenzaron a preocuparse por mí y por quién era personalmente, en un nivel personal que no se ve en muchos lugares.

Dusty:

El Dr. Hwang fue fantástico. Respondió a todas mis preguntas y realmente me dio la sensación de que el médico y el equipo allí... No son solo los médicos, sino también el personal de enfermería y todo el equipo, todos. Me hicieron sentir que realmente saben lo que están haciendo y que en verdad cuidan al paciente. Luego también nos dio la sensación de que no solo íbamos a ir allí a ser pacientes de Shriners durante el momento de la cirugía para luego irnos a casa y quedarnos solos. Realmente tuve la sensación de que Sydney continuaría estando bajo el cuidado de Shriners durante un largo período y que continuarían monitoreando su atención y su bienestar durante toda su vida.

Melissa:

El Dr. Hwang dijo que ella era candidata para este procedimiento. Él dijo: “Pueden hacerlo o no, depende de ustedes. Puede seguir preparándose, pero es una candidata perfecta en este momento". Seguimos adelante e hicimos la prueba preliminar que querían. Shriners estaba al mando. Sabíamos que eran lo mejor de lo mejor. No estábamos tan preocupados por la aprobación de la FDA, pero sabíamos que ellos estaban al mando y que habían hecho varios de estos procedimientos. Nosotros mismos vimos los resultados que obtuvieron con otros niños.

Steven W. Hwang:

En esencia, la escoliosis se trata básicamente de una curvatura de la columna vertebral. Hay un componente de rotación. Lo que vemos en las radiografías y lo que las familias ven a menudo es esta curva de la columna vertebral en la radiografía. Básicamente queremos enderezar la columna vertebral para que no empeore y luego proporcionar la mejor corrección posible a los niños. La teoría de la VBT, atadura del cuerpo vertebral, es que en realidad se puede corregir la escoliosis y utilizar su crecimiento para ayudar a mejorar la corrección. Por lo general, hacemos incisiones pequeñas a través de la cavidad torácica y colocamos un tornillo en el cuerpo vertebral, que es la parte más grande de la columna vertebral, y colocamos un anclaje que ata una especie de cuerda con un poco de tensión. Eso nos permite aplicar una fuerza en un lado de la columna vertebral, donde comprimimos un lado y permitimos que el otro lado pueda crecer de manera diferencial. Esto disminuye un poco el crecimiento de un lado, lo que permite que el crecimiento del niño también ayude a corregir la curva con el tiempo.

Idealmente, de manera hipotética, creemos que eso preservará el movimiento, con suerte distribuirá el estrés de la columna vertebral para que no todos los niveles tengan más estrés y tal vez a largo plazo evite más problemas con la degeneración y el dolor. Con la escoliosis, por ejemplo, la curvatura de la columna vertebral afecta la función pulmonar y en casos severos puede afectar otras estructuras de órganos, por lo que realmente queremos mantener la columna vertebral lo más recta posible y permitir el crecimiento y desarrollo respiratorio y pulmonar. Es un entorno único. Creo que el procedimiento de VBT es un ejemplo perfecto ya que hay muy pocos lugares en los que se podría desarrollar esto, ser pioneros en esta tecnología y avanzar de la manera en que lo hicieron el Dr. [inaudible 00:08:44] y el grupo aquí. Aquí, realmente el enfoque estaba en los niños y en esa asociación. Así surgió toda esta tecnología. Fue increíble.

Dusty:

Estábamos en la sala de preparación con Sydney. Es un momento surrealista. Estábamos sosteniendo la mano de Sydney. Creo que todos estábamos siendo valientes uno por el otro. Luego se la llevaron y cerraron las puertas. Creo que mi esposa y yo solo... Liberamos todas nuestras emociones.

Sydney no ha vuelto a utilizar un dispositivo ortopédico desde ese día. Ella es capaz de hacer todo lo que quiere hacer a nivel físico. Tuvo una muy buena experiencia con su cirugía, no hubo complicaciones ni ningún problema. Su recuperación fue mucho mejor de lo que esperaba, en cuanto a su rapidez. Creo que mucho de eso se debe en parte a la cirugía en sí. El procedimiento que han ideado los médicos para esta atadura del cuerpo vertebral es realmente increíble.

Sydney:

Cuando tocas el oboe, tienes que usar mucho aire. Es un instrumento muy pequeño pero cada nota es tan distinta y suena completamente diferente. Tienes que usar todos tus pulmones, todo el aire de tus pulmones.

Melissa:

Se sometió a la cirugía en febrero y volvió a la escuela seis semanas después, pero ya estaba tocando su oboe, practicando, luego de tres o cuatro semanas. Incluso vino a mí y me dijo: "Puedo respirar". No se dio cuenta de que no podía respirar por completo. Ahora, ella puede respirar completamente.

Dusty:

Me encanta que mis hijos estén involucrados en la música. Evan toca la guitarra y también es parte de la banda en percusión, en séptimo grado. Sydney, por supuesto, forma parte de la banda y toca el oboe y el saxofón. Tenemos mucha influencia musical en nuestra familia.

Sr. Mewhorter:

Ella toca el oboe con mucha habilidad. No solo eso, también tiene que tocar otro instrumento, el saxofón, en la banda marcial durante el otoño. De hecho, en el semestre de otoño cuando estamos en el campo, ella tiene que tocar dos instrumentos. Es muy habilidosa con el oboe, es un ser humano increíble, y simplemente una música realmente talentosa.

Sr. Clifton:

Ella es un modelo a seguir increíble. Trabaja muy bien con otros niños, respondiendo a tu pregunta de hace un rato. Sería bueno tener 50 estudiantes que sean como ella. Sería muy feliz con 50 Sydneys. Eso sería increíble, realmente lo sería. Ella es una niña increíble.

Sydney:

La banda es mi materia favorita porque es algo que puedo hacer con mis amigos y puedo involucrar a mi familia. Aprendí a ser más extrovertida y a resolver problemas. Sé que suena extraño decir esto, pero la banda realmente engloba a todas las materias. A mi hermano y a mi papá les encanta tocar la batería y la guitarra juntos. A veces me uno con mi saxofón y solo toco lo que siento que es apropiado. Es realmente increíble porque después de que terminas de tocar, piensas: “Eso fue genial”. Todos pudimos unirnos y hacer música. Una vez más, es realmente especial para mí solo por la emoción que hay detrás y lo significativo que es para la gente.

Quinton Rav:

Cuando pienso en Sydney, la describiría como compasiva. Ella es una líder natural y veo que eso se manifiesta en el grupo de jóvenes.

Sydney:

Durante mi cirugía, el grupo de mi iglesia me apoyó mucho. Mi pastor, venía a mí y me decía: "Si hay algo que pueda hacer por usted, hágamelo saber". Sentí que realmente podía abrirme a él y contarle mis miedos y preocupaciones.

Melissa:

Quería gritarle al mundo sobre la atención que recibimos en Shriners, por lo que nos unimos a Curvy Girls y hoy en día apoyamos a más de 30 miembros. Contamos con más de 30 miembros en nuestro grupo. Tenemos dos grupos, uno en Tulsa y otro en Oklahoma City.

Sydney:

Mi grupo de apoyo me ha ayudado como persona de muchas maneras increíbles. Tengo mucha más confianza en mí misma y he aprendido a escuchar a la gente. Tengo una mejor amiga, su nombre es Katie. De hecho, vive justo enfrente de mi casa y hemos sido mejores amigas desde segundo grado. A lo largo de los años, se ha convertido en una amistad muy, muy fuerte.

Katie:

Definitivamente diría que es una inspiración para mí porque ha tenido que lidiar con muchas cosas en su vida, con todas las dificultades para superar la escoliosis. Durante toda la experiencia se ha mantenido positiva, mirando hacia adelante y sobre todo ha tenido una buena actitud.

Darian:

Sería una gran embajadora nacional de pacientes, porque como dije, es muy generosa, muy amable, se preocupa por los demás. Muestra abiertamente los sentimientos, es muy emocional. Puedes ver lo dispuesta que está a ayudar a los demás.

Evan:

Siempre la consideraré la mejor hermana en la historia solo porque ha estado allí para mí. Ella me ayudó en situaciones de las que no sabía cómo salir, me ayudó con el trabajo escolar, siempre ha estado allí para mí.

Melissa:

Sydney me sorprende mucho. Me sorprende lo amable que es con otras personas. Cuando los niños son adolescentes, no siempre son tan amables. Sin embargo, Sydney protege a esa persona. Además, brinda apoyo a las niñas en el grupo de escoliosis, incluso afuera de las reuniones mensuales únicas.

Dusty:

Estoy orgulloso de ella de muchas maneras diferentes. Estoy orgulloso de ella porque es fuerte. Puedo ver que es mucho más fuerte de lo que ella cree que es a veces, pero se esfuerza. Tiene una ética de trabajo increíble, y lo veo en la forma en que hace sus tareas de la escuela.

Sydney:

La escoliosis fue lo más difícil que tuve que atravesar a nivel mental. Una vez más, fue difícil porque me sentía muy sola y confundida. Obviamente, uno piensa: “¿Por qué sucede esto? ¿Cómo sucedió esto? ¿Hice algo mal?" Me puse mucha culpa. Estaba decepcionada de mí misma, sentí que no hice lo suficiente. Pasar por esa decepción y aprender que nada de eso fue mi culpa y que hice lo mejor que pude... Superar eso fue probablemente la parte más difícil de mi viaje.

Creo que la atención que se brinda en el Hospital Shriners es única porque simplemente no creo que se den cuenta del impacto que han tenido en mi vida. Me han dado la oportunidad de seguir adelante con mi viaje. Puedo tomar todas las cosas que he aprendido y todas las dificultades y así poder a ayudar a alguien más. Tengo la oportunidad de decir: “Bien, ese capítulo de mi vida ya terminó. ¿Qué puedo hacer ahora para ayudar a otros que están pasando por lo mismo que yo pasé?". Sé cuán solitario se siente y por eso no quiero que nadie se sienta así.

Estoy muy agradecida de tener escoliosis porque mi familia está más unida que nunca y tengo amigos increíbles que siempre están allí para apoyarme. Cuando sea mayor, quiero que la gente me conozca como alguien que siempre vio el lado positivo y estuvo allí para poner una sonrisa en el rostro de alguien, sin importar cómo me sentí o qué tan mal fue mi día y simplemente no dejar que eso se refleje en otras personas, sino que les hacía saber que todo va a estar bien y que siempre habría un resultado positivo, incluso si es difícil.

(silencio).

Seth:

Hola, chicos. Estoy listo.

Disertante 2:

Comencemos.

Seth:

Fue realmente aterrador para mí. Yo pensaba...

Don:

Mi esposa, Vicki, y yo tenemos tres hijos. Jacob, de 26 años, Nathan, de 25, y Seth, de 17. Si tuviera que describir a Seth en tres palabras, creo que es considerado, creo que es divertido y es asombroso.

Vicki:

Es único. Trabaja muy duro, es muy motivado, es muy divertido estar con él.

Nathan:

Seth, a mis ojos, es una persona muy humilde. Tiene la confianza de que puede resolver las cosas por sí mismo, y realmente admiro eso de él.

Jake:

Su vida social es muy buena, tiene excelentes calificaciones y entrena duro.

Don:

Fort Wayne es una ciudad pequeña en el noreste de Indiana con una población de probablemente 300 000 habitantes, pero en las afueras, y Vicki y yo hemos vivido aquí toda nuestra vida.

Vicki:

Fuimos novios en la escuela secundaria, nos casamos y, cuatro años después, formamos una familia.

Don:

Desde que nació, nunca escuchamos a Seth quejarse. Nunca pedía nada, era simplemente relajado. Siempre ha sido así, incluso ahora que es un adolescente.

Vicki:

Se hizo el examen físico deportivo en el verano y el médico notó que tenía una pequeña curvatura, que tenía algo de rotación en la columna vertebral. Simplemente nos comentó que esto es algo que debemos estar atentos. No pensé nada al respecto, nadie en nuestra familia tiene escoliosis, así que simplemente lo dejé en un segundo plano y no pensé en eso.

Don:

Luego, cerca un año más tarde, cuando lo vimos caminando por la casa sin camiseta, notamos que algo no se veía bien. Tenía una curvatura de su espalda, su omóplato estaba distorsionado. En ese momento, teníamos una amiga de la familia que era quiropráctica, por lo que llevamos a Seth a verla para que pueda revisarlo.

Vicki:

Ella nos llevó de inmediato a su oficina y tomó una radiografía. Creo que en ese momento, su curvatura estaba por debajo de los 30 grados. Se trataba de una curva torácica, por lo que comenzamos el tratamiento con ella.

Seth:

Fue muy doloroso. Mi rotación y flexibilidad no eran nada buenas. Llegué al punto en que me sentaba en algunos recreos debido al dolor de espalda porque simplemente no podía hacerlo, no podía salir y jugar con mis amigos, lo cual era muy difícil para mí. Estaba haciendo los ejercicios que me recomendaba mi quiropráctica. Si bien parecían ralentizar el crecimiento de mi curvatura, a fin de cuentas no iban a detenerlo. Parecía que solo había una forma de ayudarme, y era a través de la cirugía.

Vicki:

Ella nos había derivado a otro grupo de médicos y luego habíamos hecho una cita con ellos. Fue a través de ese grupo de médicos que nos enteramos de un grupo de Facebook dedicado a apoyar a padres de niños con escoliosis. Luego, fue a través de este grupo de Facebook que nos enteramos de Shriners.

Don:

Pero siempre tuvimos miedo de cómo afectará esto su vida, su desarrollo, cómo podrá participar en los deportes juveniles que tanto amaba hacer. No solo eso, sino solo su crecimiento como un niño pequeño.

Vicki:

Habíamos escuchado que Shriners tenía una pauta o bien parámetros que el niño tenía que cumplir para que le hicieran la cirugía porque estaban involucrados con la FDA y este estudio. Teníamos la esperanza de que Seth pudiera cumplir con esos parámetros. Pensamos que sí era un candidato adecuado. Leímos más acerca del procedimiento de VBT y vimos que esta era la solución para Seth. Era la única solución que podíamos aceptar. Se trataba de una cirugía no invasiva, no era la fusión de la que todos habían hablado en el pasado como solución para la escoliosis.

Joshua Pahys:

La escoliosis es la curvatura anormal de la columna vertebral. Hay una serie de razones por las que puede surgir, desde lo congénito, donde uno puede tener huesos anormales o los huesos pueden estar pegados y eso causa la curvatura, o hay algún tipo de problema neurológico en la médula espinal que puede causarlo. La más común que vemos en la población adolescente es la escoliosis idiopática, donde se diagnostica alrededor de los 10 años. La mayoría de esos pacientes son en realidad mujeres. Vemos es una proporción 8:1 de mujeres frente a varones. Aún no sabemos la causa, lo cual es interesante dado todos los estudios que hemos estado haciendo. Todavía lo llamamos escoliosis idiopática, lo que significa que todavía no sabemos exactamente cuál es la etiología. Por alguna razón, creemos que la parte frontal anterior de la columna comienza a crecer un poco más rápido que la parte posterior y luego la curva de la columna vertebral comienza a curvarse y rotar. Puede ir a diferentes ritmos y todo depende de qué tan rápido crezca el niño.

Aquí hemos llevado a cabo muchos trabajos que son considerados pioneros y el resultó en algo llamado atadura del cuerpo vertebral. Se trata de un procedimiento de modulación del crecimiento. Estamos tratando de aprovechar el resto del crecimiento del niño, lo que puede afectarlo negativamente porque cuanto más crece, más grande se vuelve la curva, entonces, ¿podemos revertir eso y realmente llevar la curva en otra dirección? ¿Qué procedimiento de modulación de crecimiento intenta comprimir asimétricamente las placas de crecimiento? Si se comprimen las placas de crecimiento de un lado, el crecimiento será más lento, y si se alivia la presión en el interior de esa curva, o en la parte cóncava, esa placa de crecimiento teóricamente crecerá más rápido o de forma asimétrica en comparación con el lado contralateral.

El lado positivo de este procedimiento es que en realidad no estamos fusionando las vértebras, en realidad permitimos que las vértebras continúen moviéndose. Los tornillos que se colocan en la columna vertebral y la parte frontal del tórax a través de estos pequeños agujeros en el costado que se realiza mediante un toracoscopio no fusionan los huesos. Están conectados por una cuerda flexible, lo que permitirá que se conserven esos segmentos de movimiento. Nosotros creemos que habrá mejores implicaciones a largo plazo.

Don:

Desde el momento en que llegamos por primera vez a Shriners, desde la recepción nos recibieron con mucho cariño. A partir de ese momento, nos sentimos muy cómodos al poner a Seth en manos de la gente de Shriners. Nos sentimos rodeados de mucho amor y apoyo para los niños, desde los enfermeros hasta los médicos, incluso los muchachos que están a cargo del estacionamiento.

Vicki:

El Dr. Pahys se tomó el tiempo para realmente hablar con Seth y averiguar cuáles eran sus actividades y qué era lo mejor para él. La actitud estaba más enfocada hacia las necesidades de Seth en lugar de pensar en qué podían lograr los médicos. Estábamos muy contentos con lo que Shriners tenía para ofrecer.

Seth:

Daba miedo, pero al estar con el Dr. Pahys y su personal, me sentí un poco más cómodo. Definitivamente se nota que saben lo que hacen y que son expertos en su campo. Me sentí muy cómodo estando con ellos, así que eso me dio un poco más de seguridad y sentí que el resultado iba a ser bueno.

Vicki:

Una vez que terminó, el Dr. Pahys salió y nos dio algunas radiografías para que las guardáramos y nos mostró el progreso de Seth. Para poder ver el cambio, nos mostró radiografías del antes y el después. Estábamos muy agradecidos de que él tuviera esa oportunidad.

Joshua Pahys:

Recuerdo que le fue muy bien después de la cirugía. Era una de esas personas que simplemente se levantaba, se ponía en movimiento y no se quejaba como lo haría la mayoría de la gente. Simplemente tenía en su mente salir adelante. Estaba listo para levantarse y caminar. Lo siguió haciendo día a día, cada vez con más frecuencia, y luego se fue. Salió del hospital en poco tiempo. Estábamos muy impresionados con lo fuerte que era.

Don:

Lo medimos en el sótano de nuestra casa con una madera de 2 x 4 pulgadas (5 x 10 cm) y marcamos su altura junto con la fecha para ver el inicio de su progreso. Una semana después, cuando volvimos a casa, lo medimos de nuevo y había crecido una pulgada (3 cm) justo después de su cirugía. Estaba bastante emocionado.

Ahora, después del procedimiento de VBT, puede hacer lo que quiera. Es fantástico. Cuando lo vemos jugar golf ahora, no hay restricción en el movimiento. Puede hacer swing con un palo de golf y hacer lo que quiera con él. Puede hacer cualquier otra cosa. También hace ejercicio. Todo esto es posible gracias al Hospital Shriners. Estoy eternamente agradecido por eso.

Seth:

Después de mi cirugía, como no podía jugar al fútbol, mis opciones eran un poco más limitadas. Por lo tanto, me enfoqué en el golf. Me gusta el desafío mental que tiene. Es muy fácil dudar de uno mismo. Quiero jugar en el torneo estatal este año, hacer una buena competencia y luego llegar al nivel de golf D1. Con suerte, eso me ayudará a impulsarme al nivel profesional y jugar en torneos cortos o tal vez ser instructor.

Jake:

Él quiere leer estos libros motivacionales, de superación personal, y creo que se los ha tomado en serio. Una vez que le recomiendan esos libros, los absorbe como una esponja. Todo aquello que escuchó de entrenadores de golf universitarios con el fin de seguir su carrera universitaria en golf. Creo que realmente ha tomado muchas de esas lecciones en serio, e incluso ha aplicado algo de eso a otros aspectos de su vida. Incluso está tratando de aprender sobre algunas bolsas de valores.

BJ Sutherland:

Definitivamente puedo verlo siendo un jugador a nivel universitario. Ha estado perfeccionando su juego en los últimos dos años, solo para ser más consistente. Es un gran estudiante, lo que abrirá sus posibilidades para el tipo de escuela en la que le gustaría estar. Excelentes calificaciones, gran carácter. Es un gran líder en nuestro equipo.

Seth:

La religión es muy importante en mi vida. Puedo encontrar todo entre ir a la iglesia e ir al grupo de jóvenes. También es muy agradable tener un poco de tiempo para pasar el rato con mis amigos, tal vez jugar al ping pong o al golf, o simplemente a juegos de mesa. Es divertido.

Nate Bienz:

De todos los jóvenes de nuestra comunidad, es probable que él sea de los más maduros. Siempre ha sido cortés y considerado cuando trata con otras personas. Sí. Es un joven muy bueno y estamos muy felices de tenerlo aquí.

Joshua Pahys:

Su madurez y en particular su actitud positiva creo que es contagiosa. Creo que eso es algo que, de nuevo, realmente se me quedó grabado. Cada vez que veo a Seth, chocamos los cinco, desde que lo conocí y luego en cada visita de seguimiento y cada vez que lo veo en la clínica. Siempre está sonriendo, siempre está feliz, siempre tiene una gran actitud ante todo. Por otra parte, sus ganas de ayudar a otros pacientes, creo que nuevamente ha sido muy útil para nosotros y para otros pacientes.

Nathan:

Creo que tiene una cualidad de liderazgo natural en él y eso es lo que lo hace tan perfecto para estar en esta posición. Muestra un nivel de confianza, cariño y una energía que creo que otros a su alrededor también admiran y respetan.

Jake:

Solo quisiera que su legado represente que puedes hacer todo aquello que te propongas y que puedes trabajar duro y lograr que esos objetivos se conviertan en realidad si te dedicas a ello. Si bien algunas circunstancias podrían ser desalentadoras, puedes cambiarlas y hacer que te beneficien. Incluso cuando tal vez tienes un pequeño contratiempo, creo que puedes usar eso para darte más energía.

Vicki:

Creo que su actitud siempre demostró que es una persona agradable. Creo que siempre se siente feliz. Sin embargo, él lo mide. Espero que siempre tenga salud, felicidad, éxito en su vida.

Don:

Sobre todo quiero que sepa que estoy orgulloso de él. Estoy orgulloso de la forma en que manejó los desafíos que enfrentó, estoy orgulloso del joven que resultó ser, y simplemente disfruto ser su padre.

Seth:

Fue realmente aterrador para mí. En un momento pensé que tal vez esta iba a ser una cirugía enorme, aterradora, con una larga recuperación, y tal vez ni siquiera volveré a ser la mitad de atlético de lo que soy o de lo que podría ser. Sin embargo, me alegra ver que ahora puedo hacer todas las cosas que siento que podría hacer sin sufrir de escoliosis.

Shriners me ha dado mucho. Sin ellos, no podría hacer la mitad de las cosas que puedo hacer hoy. Siento que simplemente no hay forma de que pueda retribuir lo suficiente, pero esto es un comienzo. Quiero ser recordado como una persona trabajadora que podía llevarse bien con muchas personas diferentes, pero también como un hombre que era muy fuerte en su fe e hizo muchas obras buenas para las personas y para sí mismo.

Atención de niños en todo el mundo

Filtre su búsqueda de atención pediátrica por ubicación

Más de 1,5 millones

de Niños tratados

17

Ubicaciones de ayuda internacional

Más de 100
Puntos de acceso para la atención

Ayúdenos a ofrecer el regalo de la esperanza y la curación

Estamos siempre listos para ayudar a nuestros pacientes, sin importar si cuentan o no con un seguro médico o si su familia puede pagar su cuidado.

Lea historias inspiradoras

Desde la apertura de nuestra primera ubicación en 1922, nos hemos centrado en mejorar la atención y la calidad de vida de los niños de todo el mundo.

Únase a trabajar por los niños

Explore nuestras carreras profesionales gratificantes, desde puestos clínicos y no clínicos hasta aquellas relacionadas con la educación e investigación.