La traducción del contenido de nuestro sitio web está actualmente en curso. Se espera que esté completamente traducido en breve.
icono para donar DONAR

Las quemaduras químicas pueden ocurrir en un instante.

Un niño en edad preescolar derrama limpiador de desagües y se resbala en el charco. Un adolescente se salpica ácido clorhídrico en el ojo durante la clase de química. Estas lesiones ocurren cuando la piel o los ojos de una persona entran en contacto directo con productos químicos fuertes, como lejía o algunos agentes de limpieza del hogar. El tiempo que un niño está en contacto con la sustancia química y su intensidad desempeñan un papel importante en la gravedad de la quemadura.

Las quemaduras químicas pueden ser graves y dolorosas, y causar miedo e incertidumbre a las familias sobre a dónde acudir para obtener respuestas. Es importante que los niños reciban una evaluación y atención rápidos y expertos.

En Shriners Children's, nuestros equipos de atención de quemaduras están capacitados para evaluar estas lesiones y brindar tratamientos innovadores de quemaduras. No solo estamos preparados para atender al niño inmediatamente después de una quemadura química, sino que también podemos satisfacer sus necesidades durante su recuperación y su niñez.

Los tratamientos y servicios específicos que se proporcionan pueden variar según el centro. Comuníquese con un centro específico para obtener más información.

Las quemaduras químicas pueden ocurrir en un instante.

Un niño en edad preescolar derrama limpiador de desagües y se resbala en el charco. Un adolescente se salpica ácido clorhídrico en el ojo durante la clase de química. Estas lesiones ocurren cuando la piel o los ojos de una persona entran en contacto directo con productos químicos fuertes, como lejía o algunos agentes de limpieza del hogar. El tiempo que un niño está en contacto con la sustancia química y su intensidad desempeñan un papel importante en la gravedad de la quemadura.

Las quemaduras químicas pueden ser graves y dolorosas, y causar miedo e incertidumbre a las familias sobre a dónde acudir para obtener respuestas. Es importante que los niños reciban una evaluación y atención rápidos y expertos.

En Shriners Children's, nuestros equipos de atención de quemaduras están capacitados para evaluar estas lesiones y brindar tratamientos innovadores de quemaduras. No solo estamos preparados para atender al niño inmediatamente después de una quemadura química, sino que también podemos satisfacer sus necesidades durante su recuperación y su niñez.

Los tratamientos y servicios específicos que se proporcionan pueden variar según el centro. Comuníquese con un centro específico para obtener más información.

Tratamiento de urgencia de quemaduras químicas

Las quemaduras son dolorosas y aterradoras. En los momentos posteriores a una quemadura química, lo más importante es detener el proceso de quemadura. Muchas personas no se dan cuenta de que las quemaduras pueden seguir empeorando incluso después de que se retira la fuente de calor.

Si su hijo se quema con una sustancia química:

  • Enjuague el área con abundante agua fresca para diluir y eliminar la sustancia química de la piel.
  • Las sustancias químicas secas deben quitarse de la piel con un cepillo y enjuagar el área con abundante agua fresca.
  • Identifique la sustancia química y comuníquese con el control de intoxicaciones para obtener instrucciones adicionales.
  • Busque atención médica inmediata y, si es necesario, llame al 911. Si se necesita traslado de urgencia, los servicios médicos de emergencia deben enjuagarle los ojos a su hijo con agua o solución salina durante el traslado.
  • Una vez que se haya evaluado la lesión en un entorno de urgencias, busque atención en un centro de atención médica especializada en tratamiento pediátrico de quemaduras.

Guía para enfermeros escolares sobre el tratamiento de quemaduras en niños en edad escolar

Las quemaduras son de las cosas más dolorosas que puede soportar un niño. Los enfermeros escolares son los primeros que atienden a los niños que se queman en la escuela. Un niño de 8 años llega al consultorio con enrojecimiento y ampollas en el antebrazo derecho después de que accidentalmente se derramó sopa caliente sobre sí mismo. Una niña de 14 años se salpica la mano con productos químicos durante la clase de Química. Estos niños tienen dolor y necesitan tratamiento inmediato. ¿Qué debería hacer?

Esta guía abarca los tipos de quemaduras, la evaluación inicial y el tratamiento, y cómo saber si el niño debe ser evaluado por un médico.

¿Qué es una quemadura?

Una quemadura es una lesión en la piel causada por una fuente de energía, que puede ser energía térmica, química, eléctrica o cinética. Las escaldaduras, quemaduras causadas por líquidos calientes, son la causa más frecuente de lesiones por quemaduras en niños pequeños en edad escolar. A 150 °F, se tarda menos de un segundo para que ocurra una lesión profunda por quemadura. A 120 °F, se necesitan dos minutos de contacto.

¿Cómo evalúo la quemadura?

Al evaluar la quemadura, tenga en cuenta la profundidad, el tamaño y la ubicación de la lesión.

¿Cuáles son los grados de una quemadura?

La profundidad de una quemadura depende de cuántas capas de piel penetre. Es importante tener en cuenta que una quemadura continuará avanzando en profundidad durante las primeras 48 a 72 horas, por lo que es fundamental la evaluación de seguimiento de la lesión para determinar la profundidad con precisión.

  • Una quemadura de primer grado afecta solo la epidermis. La piel permanece intacta pero enrojecida. Estas quemaduras duelen al principio. Afortunadamente, el enrojecimiento y el dolor desaparecerán en tres a cinco días y, por lo general, no se forman cicatrices.
  • Una quemadura de segundo grado atraviesa la epidermis y afecta la dermis, que es la capa más profunda de la piel. Las ampollas se forman debido al daño de la piel. La dermis expuesta es rosada y puede variar de húmeda a seca según la profundidad de la lesión.

    • Las heridas superficiales por quemaduras de segundo grado pueden tardar de 7 a– 21 días en formar la primera capa de piel nueva y frágil. Esta nueva piel puede tardar entre uno y dos meses en madurar y volver a tener el grosor habitual. Por lo general, el color tardará varios meses y, a veces, hasta un año en volver a la pigmentación habitual. Las quemaduras superficiales de segundo grado no suelen forman queloides.
    • Las heridas por quemaduras profundas de segundo grado pueden tardar de cuatro a seis semanas antes de que la herida finalmente se cierre. Estas heridas tienen un mayor riesgo de formar queloides.

  • Una quemadura de tercer grado atraviesa todas las capas de la piel y llega al tejido subcutáneo o más abajo. Estas quemaduras pueden ser engañosamente indoloras, porque los nervios de la piel se destruyen. Las quemaduras de tercer grado tienen aspecto rugoso y no se notan zonas de decoloración. Estas heridas requieren un injerto quirúrgico de piel para su tratamiento.

¿Cómo evalúo el tamaño de la quemadura?

Para quemaduras pequeñas (más pequeñas que la huella de la mano), se puede usar una regla para medirlas en centímetros. Para las quemaduras más grandes que la huella de la mano, puede calcular rápidamente el tamaño usando la mano del niño. El área de la mano (palma + dedos) es aproximadamente igual al 1 % de la superficie corporal total (SCT). Los especialistas en quemaduras prefieren describir las quemaduras con respecto al porcentaje de SCT.

En general, las lesiones por quemaduras de más de 5 cm (o 2 pulgadas) de diámetro deben recibir atención de un profesional médico lo antes posible.

¿Cuándo se debe enviar a un alumno directamente a la sala de urgencias?

La Asociación Americana de Quemaduras sugiere los siguientes criterios para la evaluación urgente de una lesión por quemadura:

  • Lesión por quemadura de segundo grado superior al 10 % de SCT (que es aproximadamente un brazo completo desde la mano hasta el hombro).
  • Cualquier lesión por quemadura de tercer grado.
  • Quemaduras en áreas sensibles (ojos, cara, articulaciones, región genital).
  • Pacientes con enfermedades concomitantes.
  • Cualquier sospecha de maltrato infantil.

¿Cómo debo abordar inicialmente una quemadura?

¡El primer paso es detener el proceso de quemadura! Si necesita ayuda de urgencia, llame al 911.

  • Para todas las quemaduras térmicas, quite la ropa afectada y enfríe el área con agua corriente fresca durante al menos dos minutos. Evite aplicar bolsas –de hielo. El hielo provoca vasoconstricción y disminuye la circulación hacia la herida, lo que podría empeorar la lesión.
  • Las quemaduras químicas requieren abundante irrigación con agua para eliminar las sustancias químicas húmedas de la piel. Las sustancias químicas secas deben cepillarse para quitarlas antes de comenzar la irrigación. Los ojos dañados por la sustancia química deben lavarse con agua o solución salina durante al menos 20 minutos y, luego, se debe enviar al paciente para que lo evalúe un médico.

¿Qué debo hacer con las ampollas?

Para los pacientes que verán a un médico, las ampollas pueden dejarse intactas. El dolor de una herida por quemadura puede aumentar significativamente una vez que el lecho de la herida está expuesto al aire. Se recomienda usar analgésicos antes de destechar las ampollas.

¿Cómo debo cubrir las áreas quemadas después de enfriarlas o irrigarlas?

Si el paciente verá a un médico de inmediato, simplemente cubra la herida de la quemadura con un vendaje limpio y seco.

De lo contrario, si el alumno se irá a la casa después de la escuela, para que esté más cómodo y disminuir el riesgo de infección, se debe aplicar un vendaje con bacitracina sobre el área quemada. La bacitracina combatirá las bacterias más frecuentes de la piel. También se puede usar una pomada antibiótica triple si no se dispone de bacitracina.

¿Con quién puedo comunicarme si tengo alguna pregunta o duda sobre una lesión por quemadura?

Si necesita ayuda de urgencia, llame al 911. El centro de quemados más cercano siempre recibirá consultas y preguntas. Shriners Children's opera centros de quemados verificados en Massachusetts, Ohio, Texas y California.

Uno nunca sabe qué puede pasar, pero ahora Emma puede correr por toda la pista en la escuela. Los enfermeros de Shriners Children's siempre la hicieron sentir especial, así que sabe que puede hacer todo lo que se proponga.
Christina, Ohio

La terapia de presión mejora la prevención de las cicatrices hipertróficas (queloides)

En Shriners Children's, somos líderes en el avance de la atención de quemaduras en los niños, incluido nuestro uso de prendas de presión para reducir los queloides, o cicatrices hipertróficas, sin cirugía.

Tratamientos innovadores

Ver todos los tratamientos relacionados

Cirugía de quemaduras

Los equipos quirúrgicos de renombre mundial de Shriners Children's brindan atención especializada y tratamientos que transforman la vida de los niños con lesiones por quemaduras.

Cirugía plástica

Los experimentados cirujanos plásticos pediátricos de Shriners Children's emplean técnicas de cirugía plástica reconstructiva que brindan esperanza y rehabilitación a las familias que enfrentan diferencias que afectan el rostro, la mandíbula, los párpados, las orejas, las mamas o la piel.

Cirugía reconstructiva

En Shriners Children's, brindamos atención personalizada e innovadora a los niños que necesitan realizarse procedimientos reconstructivos.

Rehabilitación hospitalaria tras una lesión por quemadura

La rehabilitación hospitalaria en Shriners Children's fomenta la cicatrización y la movilidad después de una lesión por quemadura

Next Steps

Solicitar una cita

Los familiares y los cuidadores que estén en busca de un tratamiento deben comunicarse con nosotros para solicitar una cita.

Inicie sesión en el portal del paciente

Los padres, madres o tutores de pacientes actuales pueden enviar mensajes de correo electrónico, solicitar registros, programar citas y más. Obtengan acceso seguro y protegido a la información desde su computadora, teléfono inteligente u otros dispositivos digitales.