icono para donar Donar

Angelina: Amputada adaptativa

Ella anima a los amputados a encontrar su propia meta.

Angelina ha dedicado su vida a empoderar a personas amputadas de todo el mundo a través de las redes sociales. Con cada publicación, carrete e historia, ella muestra lo que es posible.

El viaje de Angelina comenzó en un pequeño pueblo de Rusia, cerca del Mar Negro. Nació con pie zambo, hemimelia tibial y otros problemas de salud que le habían provocado insuficiencia orgánica. Con recursos sanitarios limitados para salvar a su hija, los padres biológicos de Angelina tomaron la difícil decisión de darla en adopción. Esperaban que una familia estadounidense la llevara a los Estados Unidos para recibir cuidados que le salvaran la vida.

Por aquella época, los futuros padres adoptivos de Angelina, Kathy y Danny, viajaban al extranjero por negocios. Sorprendentemente, la primera etapa del viaje los llevó a Rusia. Un colega se enteró de que había una bebé muy enferma en un orfanato cercano y convenció a Kathy y Danny para que fueran a conocer a la niña.

Como le describieron sus padres, echaron "una mirada a los grandes ojos marrones de Angelina y no pudieron apartar la mirada". Ella tenía 2 años en ese momento.

Angelina necesitó varias cirugías de gran envergadura. Sin embargo, fueron necesarios dos años para finalizar la adopción. Esa espera mantuvo a sus padres en Rusia, donde su madre siguió trabajando a tiempo completo. Su padre pasó todos los días abogando por Angelina en el hospital mientras esperaba convertirse en su padre adoptivo.

Una vez en los Estados Unidos, los padres de Angelina encontraron el Hospital Shriners para Niños St. Louis y Perry Schoenecker, MD. Les gustó la idea de que la cirugía, los servicios de rehabilitación y la clínica de prótesis estuvieran bajo el mismo techo y dirigidos por el mismo equipo.

Angelina no recuerda el comienzo de su atención en el Hospital Shriners para Niños St. Louis. La amputación por debajo de la rodilla se realizó en 1996. Luego, el equipo del hospital la ayudó a aprender a caminar usando una prótesis.

Sus prótesis crecieron en altura a través de los años y se convirtieron en la herramienta que necesitaba para estar activa. Sus padres insistieron en que su discapacidad no era una excusa. Así que, descubrieron formas de adaptarse para que Angelina pudiera experimentar el esquí acuático, la natación, el ballet e incluso jugar fútbol, sóftbol y baloncesto.

Cuando mire mi cuenta de redes sociales, espero que se vea a usted mismo y de lo que es capaz.
Angelina

Como Angelina era tan activa, el pie de su pierna protésica se rompía con frecuencia. El equipo de prótesis y ortesis del Hospital Shriners para Niños St. Louis estuvo en constante comunicación para asegurarse de que tuviera una pierna funcional.

Fue el compromiso de su protesista, Marvin Hohbein, y el ingenio que su padre modeló al crear herramientas caseras adaptables para que ella pudiera practicar deportes y realizar actividades, lo que la llevó a obtener un título en Ingeniería Biomédica de la University of Iowa.

Si bien Angelina sabe que fue bendecida con un excelente sistema de apoyo, rápidamente reconoció la necesidad de que más amputados participaran en la creación y construcción de dispositivos que ayuden a la comunidad de amputados.

Título en mano, Angelina hizo prácticas junto a Marvin en el Departamento de Servicios ortopédicos y prostéticos pediátricos (POPS) y finalmente se convirtió en técnica especialista en prótesis en Chicago.

Con el tiempo, la vida la alejó de las prótesis como medio de empleo. Angelina, que ahora tiene 31 años, trabaja en electrofisiología en Colorado.

Sin embargo, en su tiempo libre dedica su energía a crear contenido de redes sociales que empodera a otros amputados. Quiere que la comunidad de amputados sepa que la vida después de una amputación puede no ser fácil, pero que hay un camino para cada uno de ellos. Ella también quiere que las personas con extremidades reconozcan que una prótesis de pierna la ayuda a funcionar del mismo modo que un par de anteojos podrían ayudarles a ellos con su visión.

“Cuando mire mi cuenta de redes sociales, espero que se vea a usted mismo y de lo que es capaz. Cruce su propia línea de meta, sea lo que sea”, explicó Angelina.

Debe hacer su propio camino. Encontrar sus propios éxitos.

“No debe sentarse en el sofá todo el día y poner excusas. Pero tampoco es necesario ser paralímpico”, dijo.

El mensaje de Angelina fue compartido recientemente por Amplitude Magazine, una publicación para amputados y familias de amputados.

Compartiendo su corazón

Angelina tiene la misión de romper barreras.

Mientras está enferma y necesita atención ortopédica, Angelina es atendida en un orfanato ruso.

Angelina sonríe en una cama del Hospital Shriners para Niños St. Louis.

La familia de Angelina se aseguró de que ella pudiera experimentar todo lo que a todos los niños les encanta, ¡incluso revolcarse en la arena!

La pierna protésica de Angelina está oculta debajo de sus mallas de ballet.

Angelina y su esposo disfrutan del senderismo en Colorado.

Angelina pone a prueba la fuerza de su pierna.

Angelina está decidida a triunfar mediante el ejercicio y el entrenamiento de fuerza.

Angelina posa con la estatua de Terry Fox en British Columbia. Era un atleta canadiense que perdió una pierna a causa del cáncer.

Next Steps

Comparta su historia

Nuestros pacientes y familias son el centro de todo lo que hacemos en Shriners Children's. Lo invitamos a compartir cómo el equipo de Shriners Children's ayudó a su hijo.

Donaciones a Shriners Children's

A través de la generosidad de donantes como usted, hemos podido ayudar a que más de un millón de niños lleven una vida más plena, independientemente de la capacidad de pago de la familia.

Contáctenos

¿Tiene alguna pregunta o solicitud? ¿Necesita concertar una cita? Estamos a su disposición.