icono para donar Donar

El Hospital Shriners para Niños Northern California ayuda a Fatima a recuperarse después de escaldaduras

Los padres de Fatima nunca esperaron pasar la Navidad en una sala de emergencias, o en el centro de atención de quemaduras pediátricas más avanzado de la costa oeste unos días después.

Fatima vive en Tijuana, México. Estaba jugando con sus muñecas en Nochebuena mientras sus padres preparaban una gran olla de pozole, un guiso tradicional que muchas familias mexicanas disfrutan durante las festividades. Decidieron dejar el plato terminado en el suelo para dejar espacio en la cocina para otros platos. Cuando Fatima salió corriendo por la cocina, no sabía que la olla estaba allí y tropezó, derramando el contenido por todo su cuerpo y quemándose gravemente el brazo y la espalda en segundos.

Atención de quemaduras avanzada

Yini, su madre, llevó a Fatima a la sala de emergencias más cercana, donde el personal médico le brindó primeros auxilios. Sin embargo, se dieron cuenta con las quemaduras de segundo y tercer grado de Fatima que no tenían el equipo ni los especialistas para tratarla adecuadamente.

“Estaba tan preocupada que simplemente me desmoroné”, dijo Yini. “Nunca pensé que podría ocurrir una tragedia en solo dos segundos”.

El personal médico de Tijuana trasladó a Fatima al Hospital Shriners para Niños Northern California, donde podría recibir el tratamiento adecuado para sus quemaduras.

"Los médicos me dijeron que Shriners Children's en Sacramento era la mejor opción para Fatima porque se especializan tanto en quemaduras como en atención pediátrica", dijo Yini.

Fatima fue admitida en el Instituto Pediátrico de Quemaduras Neil Reitman, donde un equipo de atención multidisciplinario priorizó su atención y proceso de recuperación.

La cirujana pediátrica de quemaduras Kathleen Romanowski, MD, estuvo a cargo del cuidado de Fatima. Realizó una cirugía de injerto de piel para restaurar la movilidad y funcionalidad en las áreas afectadas. Los injertos de piel son muy eficaces para cerrar heridas graves rápidamente, lo que ayuda a regular la temperatura corporal, prevenir las infecciones y permite la correcta circulación de los fluidos corporales. El dedicado personal del Hospital Shriners para Niños Northern California brindó atención y apoyo emocional las 24 horas del día a Fatima y su familia durante su proceso de recuperación.

"No puedo agradecer lo suficiente a Shriners Children's por todo el cuidado y la atención que recibimos", dijo Yini. “En un momento tan difícil, nos hicieron sentir que todo iba a estar bien. La conexión que creas entre otras familias; no tiene precio. Recibimos mucho amor y aliento durante la operación de Fatima y nunca nos sentimos solos”.

Los médicos me dijeron que Shriners Children's en Sacramento era la mejor opción para Fatima porque se especializan tanto en quemaduras como en atención pediátrica.
Yini, la mamá de Fatima, el Hospital Shriners para Niños Northern California

Un final feliz

A pesar de los desafíos que enfrentó, Fatima demostró una resiliencia y determinación increíbles. Con la ayuda de su equipo médico y el amor y apoyo de su familia, poco a poco fue recuperando la fuerza y la confianza. El programa de fisioterapia jugó un papel crucial para ayudarla a reconstruir su vida, ofreciéndole ejercicios especializados y recursos adaptados a sus necesidades únicas.

Después de un largo mes de recuperación en el hospital, Fatima estaba lista para emprender el viaje de regreso a casa. "Ha sido la experiencia más dura de mi vida", dijo Yini. “No podía dejar de culparme después de lo sucedido. Ahora sé que los accidentes ocurren en cualquier momento, pero ahora me siento mejor preparada para afrontarlos y, lo que es más importante, para prevenirlos”.

Yini pidió a otros padres y cuidadores que sean conscientes de los peligros cotidianos en el hogar, que hablen con sus hijos y sigan las recomendaciones de los expertos.

Fatima regresó a Tijuana y se encuentra en casa recuperándose con terapia ambulatoria. Una costurera con el equipo de fisioterapia y ergoterapia le cosieron una prenda de compresión personalizada para quemaduras, para ayudarla con el dolor durante la curación y prevenir la formación de cicatrices. Continuará siendo monitoreada de cerca hasta que se recupere por completo. Fatima y su familia están agradecidas por la atención que recibieron en Shriners Children's. La Navidad tiene ahora un significado especial para ellos, un recordatorio de la fuerza que descubrieron en Fatima y el apoyo inquebrantable de sus seres queridos.

La historia de Fatima

Los padres de Fatima nunca esperaron pasar la Navidad en una sala de emergencias o en el centro de atención de quemaduras pediátricas más avanzado del lado occidental de los Estados Unidos unos días después.
Ver transcripción

[Logotipo de Shriners Children's, "El lugar al que acudir por cualquier quemadura", beburnaware.org]

Inglés

Juan:

Good afternoon, my name is Juan and this afternoon, I would like to share the accident that happened to my daughter on Christmas Day. I want to share with all parents, the importance of being cautious with your kids to avoid accidents.

We want to share our experience at Shriners Children's with you. We really appreciate their attention, and we want to share our story.

Yini:

On the night of Christmas Eve, Fatima burned herself with a pot of pozole. the pot was within her reach. She innocently walked toward the pot and sat down in it without knowing what it was. the pot was covered, she stepped back, sat down, and fell into the pot and placed her arm down, causing second degree burns.

On Christmas Eve, well, we spent it in the hospital because of the tragedy. In general, a burn can be very serious, and many times, it can be even cost you your life. To avoid it you should practice, for example:

Juan:

Monitor the gas controls and make sure they are closed. Do not leave unattended kids around grills. Use precaution with hot water and know all the risks of its high temperatures. Practice precaution so nobody gets hurt. No matter how small or how safe it loos, this is when you should be more careful, because accidents happen in seconds, in the blink of an eye, and we can prevent it.

My experience here at Shriners Children's Northern California has been very spectacular. The interaction they have with all the children we have seen during our visit; it is a phenomenal hospital, very professional. We are truly grateful because they gave our daughter the best care.

Yini:

To me, Shriners Children's is a hospital full of angels who take care of burned children.

Español

Juan:

Buenas tardes, mi nombre es Juan y quiero compartir en esta tarde el accidente que tuvo mi hija el día de Navidad. Quiero compartirles a todos los padres la conciencia que debemos de tener en precaución hacia ellos en estos tiempos para que seamos más precavidos y evitemos accidentes.

Les compartimos nuestra experiencia en Hospitales Shriners, agradecemos mucho toda su atención y les queremos compartir nuestra historia.

Yini:

En la noche del 24 de diciembre, Fatima se quemó con una olla de pozole. La olla estaba al alcance de ella. Ella en su inocencia, pues simplemente caminó hacia la olla, se sentó en ella sin saber que era. Estaba tapada, entonces ella retrocedió, se sentó y cayó adentro de la olla sentada y recargó su brazo, lo cual le propiciaron quemaduras de segundo grado. El día de la Nochebuena, pues la pasamos en el hospital por su tragedia.

En general, una quemadura es muy muy grave, y muchas veces te cuesta hasta la vida. Poder evitarlo sería algo como por ejemplo:

Juan:

Revisar las llaves del gas, que estén bien cerradas; no desatender a los niños en los asadores, en aguas calientes, en todo riesgo esos de altas temperaturas; tener esa precaución para que nadie salga lastimado. Por más pequeño o por más seguro que se mire, es cuando más cuidado debemos de tener porque el accidente es en segundos, en un abrir y cerrar de ojos puede pasar y podemos evitar todo eso.

Mi experiencia aquí en el hospital Shriners norte de California es muy espectacular todo el trato que tienen hacia todos los niños que hemos visto en ésta estancia, es un hospital muy fenomenal, muy profesionales. Agradecidos estamos por que le dieron una atención a nuestra hija de la mejor.

Yini:

Para mí, hospital Shriners es un hospital de ángeles que cuidan a los niños quemados.

[Logotipo de Shriners Children's, shrinerschildrens.org]

El recorrido de Fatima

Conozca el éxito de un equipo multidisciplinario en el tratamiento de lesiones por quemaduras.

Fatima y su cirujana de quemaduras, Kathleen Romanowski, MD, FACS

Los enfermeros de Shriners Children's fueron una parte importante de la rápida recuperación de Fatima. En la fotografía: Fatima y una de sus enfermeras.

Fatima con una tiara

Next Steps

Comparta su historia

Nuestros pacientes y familias son el centro de todo lo que hacemos en Shriners Children's. Lo invitamos a compartir cómo el equipo de Shriners Children's ayudó a su hijo.

Donaciones a Shriners Children's

A través de la generosidad de donantes como usted, hemos podido ayudar a que más de un millón de niños lleven una vida más plena, independientemente de la capacidad de pago de la familia.

Contáctenos

¿Tiene alguna pregunta o solicitud? ¿Necesita concertar una cita? Estamos a su disposición.