Únase a nosotros en la celebración de 100 años de atención y espíritu imparables Más información
icono para donar Donar
Imagen de dos niños abrazándose y un gráfico de corazón
¡Eso es todo! Entrega Match Magic para el Giving Tuesday: haga una donación ahora El amor transforma la vida de los pacientes: ¡el impacto del Giving Tuesday se duplica hoy! DONE HOY

La atención brindada en Shriners Children's inspira a expaciente a seguir el camino hacia la medicina

Elliana, expaciente con escoliosis en el Hospital Shriners para Niños St. Louis y ahora estudiante en la Clínica Mayo para recibir su Ph.D., desarrolló una profunda pasión por la ciencia y la medicina.

Cuando era una niña de 13 años a punto de someterse a una cirugía de escoliosis, Elliana recibió dos obsequios invaluables del Hospital Shriners para Niños St. Louis.

“Recuerdo aquella vez, justo antes de mi cirugía, el personal vino con una bolsita y repartió ositos de peluche. Todavía tengo el mío. Es este osito de peluche rosado y esponjoso”, recordó con cariño Elliana, que ahora tiene 25 años, durante una entrevista a través de Zoom. “No fue nada grande, pero recuerdo que esos pequeños momentos lograron que todo sea menos aterrador. Allí me di cuenta de que querían cuidarme”.

Si bien esto sucedió hace más de una década, le hizo entender cómo una persona debía recibir atención.

El segundo regalo que recibió Elliana fue esa semilla que se plantó en su vida, la cual años después floreció y tomó la forma de su carrera profesional. Hoy en día se está esforzando por obtener su Ph.D. en la Clínica Mayo, cuyo foco es la bioquímica así como la biología celular y molecular. Ella reconoce que su tiempo como paciente en Shriners Children's fomentó este interés en la ciencia. Además, desea tener una conexión cercana con la atención al paciente.

“Una experiencia como esta podría haber hecho que nunca más quisiera volver a poner un pie en un hospital. Pero, en mi caso, me gustaba tanto este ambiente que quería volver como una profesional. Estoy realmente agradecida por haber sido atendida en Shriners porque, si no hubiera tenido una experiencia tan buena o si hubiera ido a otro lado, quizás ni siquiera estaría en el campo de la medicina, que ahora es mi pasión. Estoy realmente agradecida no solo por las citas que tuve y el aspecto médico de mi experiencia, sino también por la atención y la excelencia que se esfuerzan por tener en el consultorio, algo que tuvo un impacto en mí mucho más allá de mi recuperación a nivel físico. Estoy muy agradecida por eso y por todo lo que hace Shriners”.

Sin embargo, el viaje no fue exactamente fácil.

Una etapa cargada de miedos

A Elliana le diagnosticaron escoliosis cuando tenía 11 años. Fueron un par de años difíciles porque la progresión de la escoliosis se estaba volviendo cada vez más difícil de tratar.

Cuando Elliana, nacida en Iowa, fue derivada al Hospital Shriners para Niños St. Louis, ella y su familia esperaban escuchar que podría necesitar cirugía dentro de unos años. En cambio, el equipo de clase mundial decidió que necesitaba someterse a una cirugía lo antes posible.

“Esa fue una noticia difícil de digerir como una niña de alrededor 12 o 13 años”, admitió. “Terminamos programando la cirugía unos seis meses después de que tuve esa primera cita”.

Después de una serie de visitas preoperatorias, los cinco días en el hospital la semana de la cirugía son un poco borrosos. Sin embargo, la experiencia general permanece grabada en su memoria desde hace más de una década.

“Creo que lo que siempre me llamó la atención fue el ambiente amigable. Nunca fue aterrador y nunca sentí que debían arrastrarme adentro y afuera”, comentó. “El tratamiento médico que recibí en Shriners me permitió vivir mi vida al máximo. Obtener ese tratamiento me permitió hacer muchas cosas que probablemente no hubiera podido hacer si no me hubiera hecho la cirugía. Además, transitar por el ámbito médico a una edad tan temprana realmente despertó mi curiosidad y me brindó la pasión de seguir una carrera en ciencias médicas”.

A Elliana le gustaría ofrecer un simple consejo a cualquier posible paciente de Shriners que se encuentre en la misma situación y se sienta nervioso y preocupado.

“Lo primero que diría es que no tengan miedo de hacer preguntas”, dijo. “Creo que a veces en esa situación, es realmente abrumador. Pasamos de no tener idea de lo que se trata cierta enfermedad a que de repente sea parte de nuestras vidas y tratamos de entender esta compleja idea, que en parte se entiende y en parte, no. Por eso recomiendo a que hagan preguntas. Al menos para mí, saber lo que está pasando lo hace un poco menos aterrador”.

El Dr. Lawrence Lenke, uno de los profesionales médicos que atendió a Elliana en Shriners, la hizo sentir cómoda a la hora de hacer esas preguntas

“Era un hombre increíblemente ocupado. Trabajaba un día en Shriners, y al otro día estaba trabajando en el Barnes Jewish Hospital, donde también era profesor. Siempre lo seguía un gran grupo de estudiantes de medicina y médicos residentes, por lo que estaba ocupado”, explicó. “Sin embargo, nunca sentí que me apurara. Siempre preguntaba: ‘¿Tienes alguna pregunta? ¿Hay algo que pueda explicarte?’ Y siempre se tomó el tiempo para responder a mis preguntas. Para mí, eso fue realmente valioso”.

El viaje por delante

Cuando comenzó a postularse para las escuelas de posgrado, Elliana sabía que realmente quería un entorno que no fuera solo académico, sino que realmente tuviera el lado clínico de la atención.

“Me encantó el entorno de Shriners, donde los niños pueden acudir en busca de ayuda y curación incluso en medio de situaciones difíciles. Aún venían a este lugar que parecía tener un ambiente realmente feliz. Reflexioné mucho sobre mi propia experiencia en ese momento”.

Transitar por el ámbito médico a una edad tan temprana realmente despertó mi curiosidad y me brindó la pasión de seguir una carrera en ciencias médicas.
Elliana

Elliana recientemente aprovechó la oportunidad de poner en práctica su pasión por la medicina en la Clínica Mayo.

“Todavía no he avanzado mucho en la investigación de mi tesis en cardiología genética, pero estoy muy emocionada por interiorizarme un poco más”, dijo. “La Clínica Mayo es el lugar perfecto para investigar para los que deseamos estar conectados con la atención al paciente. Quería contribuir de alguna manera a la experiencia positiva de otra persona en una clínica u hospital”.

Gracias a la propia experiencia de Elliana en Shriners, este deseo fue un factor importante a la hora de elegir dónde postularse para estudiar.

“Me postulé para cinco escuelas y en cada una de ellas existe algún tipo de entorno hospitalario. Me postulé para la Clínica Mayo; la Universidad de Iowa, que cuenta con un hospital infantil; Vanderbilt, que cuenta con un hospital; y varios más”, comentó. “Todos los lugares que investigué y donde pude verme a mí misma trabajando allí fueron lugares como Shriners, donde el enfoque principal en realidad es la atención al paciente. Además, cuentan con un área de investigación”.

A medida que Elliana mira piensa en el futuro, buscará carreras que le permitan no solo investigar, sino hacerlo en un entorno enfocado en los pacientes.

“Siempre dije que quería dedicarme a esto y es lo que estoy haciendo en la actualidad. Estoy trabajando en un laboratorio de investigación en un hospital. Me encanta y quiero seguir investigando en el futuro”, anunció. “Recientemente también decidí postularme a la facultad de medicina para poder ejercer la profesión de medicina mientras sigo trabajando en un entorno de investigación dentro del contexto de una clínica. ”

Entonces, ¿completará el círculo la experiencia de Elliana en el ámbito médico? Quizás.

“Realmente disfruté ver el compromiso continuo de Shriners no solo con la atención al paciente, sino también con su crecimiento en el ámbito de la investigación”, dijo. “Sé que en St. Louis, creo que todo ese tercer piso, se dedica solo al trabajo de investigación. Así que realmente me encantó ver que Shriners se enfoca tanto en la investigación, estaría absolutamente interesada en trabajar allí en algún momento”.

El Hospital Shriners para Niños de St. Louis abrió una ventana de oportunidades

Elliana se inspiró en su equipo de atención.

El primer día de Elliana en la Clínica Mayo

El primer día de Elliana en la Clínica Mayo

El antes y después de las radiografías de la columna vertebral de Elliana

Radiografías antes y después de la cirugía

Elliana con toga y birrete junto a un perro con birrete

¡Día de su graduación!

Elliana riendo con dos Shriners y títeres de calcetines

Elliana sonríe a la recepción.

Próximos pasos

Comparta su historia

Nuestros pacientes y familias son el centro de todo lo que hacemos en Shriners Children's. Lo invitamos a compartir cómo el equipo de Shriners Children's ayudó a su hijo.

Donaciones a Shriners Children's

A través de la generosidad de donantes como usted, hemos podido ayudar a que más de un millón de niños lleven una vida más plena, independientemente de la capacidad de pago de la familia.

Contáctenos

¿Tiene alguna pregunta o solicitud? ¿Necesita concertar una cita? Estamos a su disposición.