icono para donar Donar

La historia de Mila

Esta fuerte niña floreció gracias al apoyo de su equipo especializado en labio leporino.

Roselin tenía 18 semanas de embarazo cuando escuchó por primera vez que su hija, Mila, nacería con labio leporino y paladar hendido.

Se preguntó si había hecho algo malo para causar esto y su mayor temor era que su pequeña niña sufriera. Mientras los médicos le explicaban sus opciones y cómo sería el camino a seguir, Roselin se sintió sola, abrumada y confundida.

El Hospital Shriners para Niños Boston brinda tranquilidad y comodidad para padres preocupados

Después de que Roselin y Jason, el papá de Mila, se sentaran a hablar con William G. Austin, M.D., un cirujano plástico en el de especialistas en anomalías craneofaciales y labio leporino del Hospital Shriners para Niños Boston, Roselin rápidamente se dio cuenta de que este equipo sería la mejor opción para el cuidado de Mila. El Dr. Austin estaba tranquilo y confiado, y le aseguró que tenía un equipo increíble trabajando con él para brindarle a su hija el mejor tratamiento posible. Las palabras tranquilizadoras del Dr. Austin le brindaron consuelo. Él le dijo: “Todo estará bien, mamá. Solo asegúrate de tener un embarazo saludable y nosotros le daremos la sonrisa perfecta a tu hija.” A partir de ese día, cada vez que Roselin se sentía ansiosa, repetía sus palabras hasta que sus preocupaciones desaparecían.

Todo estará bien, mamá. Solo asegúrate de tener un embarazo saludable y nosotros le daremos la sonrisa perfecta a tu hija.
William G. Austin, MD, cirujano plástico, equipo de especialistas en anomalías craneofaciales y en labio leporino, Boston

Cuidado compasivo e individualizado para casos de labio leporino

Para Roselin, el Hospital Shriners para Niños Boston es único porque el personal se asegura de que Mila no sea solo un número y porque, cada vez que sale del hospital, la familia siente que fueron a visitar amigos. A medida que Mila crecía y continuaba con su tratamiento en Shriners Children's, el personal se aseguró de abordar sus inquietudes y hablarle directamente. Le dieron una voz y la tranquilizaron. En particular, su gestora del cuidado, Sandy Barrett, siempre la tranquiliza y le brinda respuestas a sus preguntas. Además, se puede notar el alivio de Mila cuando ve al personal entrar por la puerta. “Tal vez que no se den cuenta de esto, pero también nos ayudan ya que nos facilitan mucho nuestra vida como padres. A menudo siento que estoy recibiendo mi propia 'charla de ánimo' cuando el equipo está hablando con Mila”, admitió Roselin.

Roselin y Mila, provenientes de un hogar de habla hispana, recuerdan las veces que los musicoterapeutas entraban en su habitación y tocaban las canciones que Mila pedía, e incluso pudieron cantar sus canciones de cuna en español para ayudarla a sentirse como en casa. Roselin dijo: “Todas nuestras interacciones en Shriners [Children's] fueron maravillosas. Es casi imposible elegir a un miembro del personal como favorito. Todos los enfermeros parecen tener alas de ángel invisibles y varitas mágicas en todo momento”. Mila siempre espera con ansias tocar música y hacer manualidades con los especialistas en la primera infancia. “¿Recuerdas aquel día donde nos divertimos haciendo almohadas, mamá?” recordó.

El camino de Mila continúa

Hoy, Mila, de 8 años, ha dejado que sus desafíos la ayuden a crecer y volverse fuerte y resiliente. Incluso se disfraza de superhéroe para cada cirugía. Le encanta la música y el arte, y adora a los animales. Roselin sabe que Mila se ha convertido en la persona que es hoy gracias al tiempo que pasó en el Hospital Shriners para Niños Boston. Ella compartió esto sobre su hija: “Mila es una de las niñas más asertivas y radiantes de la historia. Es un alma vieja, sabia más allá de su edad y más fuerte de lo que yo podría ser. Estamos muy agradecidos con Shriners por brindarle las herramientas necesarias para sentirse empoderada, y juntos nos estamos embarcando en un viaje para continuar construyendo su autoestima. Conocer a Mila es ver la luz y el amor: su energía es algo fuera de este mundo”.

El camino de Mila

En los últimos 8 años, esta niña dinámica se ha vuelto fuerte y resiliente.

Mila de bebé con labio leporino

El equipo craneofacial y de labio leporino comenzó a tratar a Mila cuando era bebé.

Mila en un campo de girasoles

Mila pasa un rato disfrutando de los girasoles.

Mila con su madre y su padre

Los padres de Mila, Roselin y Jason, están muy orgullosos de su hija.

Mila con tres proveedores

Mila está muy agradecida por su equipo de atención: el Dr. Austen, la gestora de cuidado Sandy Barrett y la enfermera Kathy Hannigan.

siguientes pasos

Comparta su historia

Nuestros pacientes y familias son el centro de todo lo que hacemos en Shriners Children's. Lo invitamos a compartir cómo el equipo de Shriners Children's ayudó a su hijo.

Donaciones a Shriners Children's

A través de la generosidad de donantes como usted, hemos podido ayudar a que más de un millón de niños lleven una vida más plena, independientemente de la capacidad de pago de la familia.

Contáctenos

¿Tiene alguna pregunta o solicitud? ¿Necesita concertar una cita? Estamos a su disposición.