icono para donar Donar

El servicio corre por las venas de este Shriner de Hawái

Marc Rubenstein

Marc Rubenstein proviene de una familia de Shriners. Su padre y su tío eran Shriners. De niño, Marc recuerda cuán importante era para su padre ser parte de la comunidad Shriners.

Marc creció viéndolo actuar los fines de semana en Shrine Motor Patrol, donde conducía motocicletas en desfiles y pasaba tiempo con sus compañeros Shriners. Marc siempre supo que quería convertirse en Shriner y continuar con la tradición familiar. Es miembro del Aloha Shrine Center desde el 2000.

Marc se unió a la Junta de Gobierno del Hospital Shriners Hawaii en 2013. “Fue entonces cuando realmente me di cuenta de que Shriners Children's es un lugar increíblemente especial. El Hospital Shriners para Niños Hawaii brinda atención no solo a los niños de Hawái: tenemos una zona de influencia de 63 millones de millas, que incluye numerosos países. Nuestra atención es brindada por los proveedores más dedicados, atentos y extremadamente competentes en Hawái, sin importar la capacidad de pago del paciente o la familia”, comentó. Marc se desempeñó como presidente de la Junta de Gobierno durante dos años durante la pandemia.

Marc reflexionó sobre el 100 aniversario de Shriners Children's y señaló: “Siempre existirá la necesidad de brindar atención pediátrica de calidad. Por supuesto, las modalidades y metodologías cambiarán. Originalmente, los Hospitales Shriners se fundaron para atender a niños con polio. Después de vencer la polio, el sistema evolucionó para abordar la ortopedia pediátrica y el cuidado de quemaduras. Ahora estamos en otra cúspide del cambio debido a la genómica y otros avances en la medicina. Nuestra misión persevera porque hay Shriners que se preocupan por ayudar a los niños, y los profesionales que trabajan en Shriners Children's sienten pasión por brindar la mejor atención disponible. Continuaremos evolucionando, brindando atención a más niños, en más lugares, de formas cada vez más eficientes”.

Marc también está muy orgulloso de que la fraternidad celebre su 150 aniversario. “Creo que es un testimonio de lo importante que sigue siendo para los hombres de buen carácter experimentar el compañerismo, la diversión y la oportunidad de apoyar a sus comunidades a través del trabajo filantrópico. Tengo la esperanza de que la fraternidad continúe evolucionando y siga siendo relevante en los próximos 150 años”.

Marc recuerda muchos momentos especiales cuando piensa en sus experiencias en el Hospital Shriners Hawaii, pero recuerda uno en particular con cariño. “Mi recuerdo más divertido es el de una niña, de unos 6 o 7 años, que estaba siendo tratada con un “halo”, básicamente un anillo alrededor de su cabeza para mantenerla derecha. Algunos golfistas profesionales de la PGA habían visitado a los niños y pudimos organizar una experiencia de minigolf en el vestíbulo. La niña pudo anotar con un golpe corto en su primer intento, entre muchos aplausos. Luego pasó a anotar con siete golpes cortos consecutivos adicionales. cada uno con aplausos cada vez más fuertes. Cuando terminó, ¡todo el vestíbulo estaba lleno y la gente se estaba volviendo loca!”

Marc disfruta ser un Shriner gracias a las increíbles amistades que ha desarrollado. “Estas amistades me permiten servir y hacer crecer la fraternidad para que podamos seguir apoyando al Hospital Shriners para Niños Hawaii Hawaii”, comentó.

Marc tomándose una selfie con un grupo grande de Aloha Shriners

Comparta su historia

Nuestros pacientes y familias son el centro de todo lo que hacemos en Shriners Children's. Lo invitamos a compartir cómo el equipo de Shriners Children's ayudó a su hijo.

Donaciones a Shriners Children's

A través de la generosidad de donantes como usted, hemos podido ayudar a que más de un millón de niños lleven una vida más plena, independientemente de la capacidad de pago de la familia.

Contáctenos

¿Tiene alguna pregunta o solicitud? ¿Necesita concertar una cita? Estamos a su disposición.