icono para donar DONAR

La libertad de andar en bicicleta

Aprender a andar en bicicleta de dos ruedas es un rito de iniciación para la mayoría de los niños.

Para Ian, un niño que nació en China con una diferencia en las extremidades superiores y vivió los primeros seis años de su vida en un orfanato, la idea de andar en bicicleta alguna vez estaba fuera de su alcance.

Esto cambió cuando Ian fue adoptado y llevado a casa al oeste de Massachusetts. En un mes, sus padres adoptivos, Jennifer y Seth, llevaron a Ian a la clínica de diferencia en las extremidades superiores del Hospital Shriners para Niños New England. Se creó una prótesis para Ian, pero rara vez la usaba. Habiendo vivido toda su vida sin uno, se había acostumbrado a adaptar sus actividades. En cambio, lo que le encantaba hacer era llevarla a la escuela para mostrarla y hablar sobre ella en la escuela. Su prótesis se convirtió en una herramienta de empoderamiento.

“En China, Ian fue excluido, recibía muchas burlas y le enseñaron a ocultar su diferencia en las extremidades”, comentó Jennifer. “Ahora, a sus ojos, tenía una herramienta de 'superpoderes' que le permitía hablar con sus compañeros sobre la diferencia de sus extremidades y que ellos adquirieran conciencia sobre las diferencias físicas”.

Esta nueva confianza en sus propias habilidades llevó a Ian a jugar béisbol, fútbol y baloncesto. Incluso ha aprendido a nadar y ha probado surfear. Sin embargo, cuando tenía 9 años hubo un desafío que lo eludió. Su diferencia en las extremidades le dificultaba mantener el equilibrio y manejar una bicicleta, lo que provocaba muchas caídas dolorosas, incluso con ruedas de entrenamiento.

Cuando el protesistas de Ian en el Hospital Shriners para Niños New England, Brock McConkey, CPO, se enteró del deseo de Ian de andar en bicicleta, supo que encontraría la forma de ayudarlo. “Queremos que los niños estén animados y emocionados de probar algo nuevo. ¡Eso es lo que nos motiva!”

Pudo llegar hasta la playa en bicicleta por primera vez durante unas vacaciones familiares. Esto le dio una sensación de libertad y un nuevo nivel de confianza.
Jennifer, New England

Con el aporte de Ian en el diseño, Brock creó un accesorio de mano para bicicleta personalizado. Cuando vino para una prueba, trajo su bicicleta y su casco y recorrió los pasillos. “¡Esto se siente tan bien!” exclamó Ian, quien en poco tiempo ya podía mantener el equilibrio fácilmente y manejaba con confianza.

“El personal lo estaba animando y le chocaba los cinco mientras pasaba”, comentó Brock. “Tenía una sonrisa más grande que el sol, y de eso se trata”.

Para el verano, se habían retirado las ruedas de entrenamiento e Ian ya podía andar de forma independiente sobre dos ruedas. “Pudo llegar hasta la playa en bicicleta por primera vez durante unas vacaciones familiares”, afirmó Jennifer. “Le dio una sensación de libertad y un nuevo nivel de confianza”.

Desde entonces, Ian ya puede andar por senderos de bicicleta de montaña. Su mamá no está sorprendida. “Es como si él dijera, 'esto es lo que puedo hacer ahora, ¿qué sigue?' Con Shriners, creemos que todo es posible”.

Próximos pasos

Comparta su historia

Nuestros pacientes y familias son el centro de todo lo que hacemos en Shriners Children's. Lo invitamos a compartir cómo el equipo de Shriners Children's ayudó a su hijo.

Donaciones a Shriners Children's

A través de la generosidad de donantes como usted, hemos podido ayudar a que más de un millón de niños lleven una vida más plena, independientemente de la capacidad de pago de la familia.

Contáctenos

¿Tiene alguna pregunta o solicitud? ¿Necesita concertar una cita? Estamos a su disposición.